martes, 28 de octubre de 2014

SIN CAMINOS NO HAY DESARROLLO

Las largas caravanas de las antiguas civilizaciones chinas, indias y mesopotámicas, ya sabían de las bondades de contar con buenos caminos, porque estos fomentaban el comercio entre las distintas ciudades, a su paso, por la tropa. 

De allí que muchas aldeas totalmente perdidas en el horizonte, comenzaron a crecer desmesuradamente, no solo por su importancia estratégicas, si no por lo que las mismas ciudades comenzaban a generar. 

Aparte de la acostumbrada compra-venta y del trueque, realizada en una especie de mercado central, surgían otros muy brillantes negocios. Uno de ellos era el alquiler del estacionamiento de recuas y su alimentación. 

martes, 21 de octubre de 2014

LO QUE SIGNIFICA SER UN ESCRITOR

Desde que comencé con mis primeros garabatos, ya no los pude dejar nunca más. Cada una de mis maestras primarias y algunos compañeros, me felicitaban por mis escritos. Pero no hacía nada del otro mundo, solo ponía en blanco y negro lo que mis ojos veían. 

Luego, en la época escura del adolescente, esa en la que uno no sabe, lo que quiere y ni donde está parado, llega a mí, la presencia de un profesor, que me marcaría profundamente. 

Fue el primer escritor de carne y hueso que conocía. Su nombre era Haroldo Conti, autor de “Sudeste” entre sus obras más conocidas. Incluso fue guionista de varias películas de suceso. Pero debido a su ideología marxista, le cerraban las puertas. 

miércoles, 15 de octubre de 2014

LAS BUENAS INTENCIONES QUEDAN POR EL CAMINO

No existe peor mal, para cualquier nación, que tener que enfrentar al temible monstruo de la corrupción. 

Este es una especie de cáncer que corroe las entrañas mismas de cualquier sociedad. Ningún país está exento de esta calamidad, ni siquiera los países del llamado Primer Mundo, lo pueden eludir. 

miércoles, 8 de octubre de 2014

LA LACTANCIA TAMBIÉN ES AMOR

Uno, realmente nunca termina de sorprenderse, ante tanta estupidez e ignorancia que puede acumular el ser humano. Hay cosas tan elementales que ni siquiera debería ser comentado, por su notoria obviedad. 

Sin embargo hechos así ocurren y es lamentable que eso realmente suceda. Lo que pasa es que muchos confunden trato discriminatorio con imbecilidad o ceguera mental.