domingo, 18 de marzo de 2018

EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO- Pro y Contra

Este es uno de esos temas urticantes, en la que uno, sea cual fuere la posición que tome, siempre se ganara enemigos. 


Personalmente ya tengo una postura tomada, al respecto, desde hace mucho tiempo, y por supuesto, quiero compartirla con ustedes. 


Para mí, ser un militar es desarrollar una profesión en función de una larga y sacrificada carrera, cuyo objetivo principal es siempre, defender a su país.



E ir a la guerra, en el caso extremo que su patria fuese invadida por un enemigo externo. 


El papel del civil es ir reemplazando a los militares, en la medida que estos mueran o queden inválidos. 

Solo recibirán una instrucción militar muy básica, que les permita tener alguna idea somera, de como comportarse en un conflicto bélico. Las Fuerzas Armadas unicamente los instuiran para obedecer órdenes ciegamente y matar con eficiencia. Nada más. 


Por lo tanto, la función principal del S.M.O (Servicio Militar Obligatorio) es defender a la Nación cuando se produzca un conflicto bélico con otro u otros países. 

Pero de ninguna manera es el encargado de corregir conductas o educar a los adolescentes rebeldes y haraganes. 

Para esto existen otras opciones, entre las que se cuentan con instituciones educativas especializadas. 

El militar no puede ni debe encargarse de la falencia de educación, que recibió el individuo, de su familia. 

El Servicio Militar Obligatorio no reemplaza a un asistente social, tampoco debe corregir a delincuentes, ni estará capacitado para instruir en algún arte u oficio. 

No enseñará a trabajar en equipo, no debe ser un depósito de inadaptados sociales, ni un comedor gratuito para jóvenes sin hogar ni recursos. 

Porque esto aleja al espiritú que alentó la creación de este servicio, y que debe prestar todo ciudadano mayor de edad. 

Cada tanto se renueva la vieja polémica de si el SMO debe seguir existiendo o no. Algunos dicen estar a favor y otros en contra. 

He tomado nota de lo que considero más resaltante de todos los pro y en contra que me han llegado, a mis oídos. 

Como siempre esta lista resumida no guarda ningún orden específico. Empecemos entonces con los que están en contra. 

01.- La tecnificación bélica es tan grande que ya resulta ridículo mantener civiles, en una institución militar, y con una instrucción que poco y nada les va a servir, en caso de guerra.

2.- Aún dandole a los reclutas medio sueldo mínimo, el consumo diario de alimentos, de ropa y elementos de higiene personal, es un gasto presupuestario oneroso e innecesario para cualquier país.

3.- Es mucho mejor emplear este dinero en modernizar a las Fuerzas Armadas, a fin que el personal estable se mantenga actualizado y no se estanque en su carrera profesional.

4.- Las actuales guerras se manejan con una altítisima tecnología de punta.

Son puros tableros, botones y computadoras que resuelven en segundos, cualquier táctica. Y que probablemente solo 10 países en el mundo, la tengan incorparada.

El resto sigue, metaforicamente hablando, con el arco, la flecha y la lanza. Malvinas es un claro ejemplo.

Un ejercito de niños contra profesionales con un equipamiento y una logistica espectacular. Navios obsoletos con 50 años de uso contra submarinos nucleares. 

5.- Durante la conscripción, es imposible trabajar o intentar estudiar, aún con permiso, el físico se encuentra muy resentido. Padres ancianos o inválidos pierden el apoyo económico que normalmente se les brinda.

6.- Es totalmente discriminatorio para con las mujeres, ya que ellas reclaman igualdad de género, es correcto que tambien participen en estas actividades. Cosa nada novedosa, por cierto, ya que Israel desde su misma creación tiene mujeres incorporadas a las FFAA, la mayoría de ellas, tiene un gran peso dentro de la oficialidad.

7.- Nadie puede estar de acuerdo con que el Estado te obligue a ser ser un soldado, por lo que obligatoriamente uno debe matar o bien, que te maten.


Esto va en contra de cualquier principio de la libertad individual, que es proclamada por la mayoría de las Constituciones de los países occidentales.

Sin embargo no todo es oscuro y negativo. Muchos están a favor, por una buena cantidad de razones y que a continuación paso a enumerar.

1.- Salvo raras y contadas excepciones, no existen antagonismos.entre los conscriptos.

2.- Si se coloca a muchos reclutas, viviendo juntos, durante algún tiempo y que tengan a un enemigo común, (en todo cuartel hay un cabo o un sargento maldito, que les amarga la vida) terminarán todos siendo amigos.


3.- Sin quererlo, el S.M.O fomenta la camaradería, la solidaridad, el compañerismo, la amistad, tiende puentes, entre las clases y etnias sociales y culturales. Cosa que en la calle esto no existe. 


4.- Blancos, morochos, mestizos, amarillos, cristianos, católicos, judíos, budistas, ricos, pobres; todos juntos, en un mismo pabellón. Que comen la misma comida y se visten igualitos.


5.- Muchos aprenden a ser disciplinados, puntuales, obedientes, respetuosos y hasta cuidar de su higiene personal así como todas sus pertenencias. Cosa que no hacían en sus casas. 

Ya ustedes tienen una idea clara de las razones a favor y en contra del S.M.O, e incluso hasta mi opinión personal.

Pero a esto yo lo acompañaría con una tercera opción, que parece muy válida y que fue el proyecto presentado por un diputado argentino, llamado Alfredo Olmedo.



Lo interesante, es que este legislador no involucra el espíritu con que fue creado el ejército, sino que ve las cosas desde otra òptica y separa las aguas, a lo Moises. 

Su propuesta es simple e imaginativa. Consiste en crear el Servicio Comunitario Obligatorio (S.C.O), cuyo fin apuntaría a ocupar a esos jóvenes que no estudian ni trabajan, los llamados Ni-Ni.

Ellos recibirian un sueldo básico durante 6 meses. Pudiendo este servicio, extenderse otros 6 meses más. Estaría dirigido por civiles o militares retirados. 

Su función será la misma que presta todo servicio comunitario: pintar hospitales, reparar techos y baños de escuelas y colegios, hermosear plazas y parques, limpiar los cauces de los arroyos que se encuentran llenos de latas vacías de cerveza o bolsas y envases plásticos.

Acompañar a los ancianos en los asilos, quitar los carteles políticos que se encuentren en lugares no destinado para ellos, o plantar árboles frutales u ornamentales, a la vera de las rutas. 

Está diseñado para aquellos jóvenes que se encuentran fuera del sistema educativo o laboral, puedan insertarse en la sociedad y ocupar un lugar siendo útil.

En el segúndo período que será optativo, tiene la posibilidad de aprender un oficio con rápida salida laboral.

Siendo muy buscados los que sepan carpintería, albañilería, electricidad, herrería, etc y cuyos instructores provengan de dichos gremios.

La idea es buena pero para redondearla, el Estado debe tener una politica al respecto, ya que siempre los fondos para esto se consiguen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario