lunes, 24 de noviembre de 2014

YO HABLO CASTELLANO, PORQUE EL ESPAÑOL NO EXISTE

Este es un tema por el cual me he peleado con medio mundo, probablemente debido a varias razones de peso. Entre las que se cuentan, que existe una profunda ignorancia sobre esta materia, la arrogancia y anacronismo de una institución que supo brillar y marcar un rumbo, pero que de 30 años a esta parte, pareciera que perdió el rumbo y ya ni sabe lo que hace. 

Escribir sobre el castellano me resulta tan apasionante que dudo que estas 100 líneas puedan resumir algo tan extenso y complejo como es esto, pero en fin, comencemos a analizar juntos, punto por punto, y veamos hasta donde llegamos. 

lunes, 17 de noviembre de 2014

LOS RUIDOS MOLESTOS ME ESTÁN MATANDO

En los últimos 30 años, el nivel de lo que ahora se ha dado en llamar Contaminación Sonora, ha crecido hasta el infinito, quizás en la misma proporción que el respeto, la consideración y los valores morales se han reducido. 

Con el paulatino aumento de la población, en los centros urbanos, este problema se fue agravando hasta proporciones realmente impresionantes. 

Y aunque las consecuencias de su problemática no se detectan de inmediato, con el correr del tiempo, va irremediablemente impactando de un modo directo en la calidad de vida, tanto de una persona como la de una comunidad. 

lunes, 10 de noviembre de 2014

LA HISTORIA QUE NOS ENSEÑARON MAL

Desde niño, la Historia ejerció, sobre mí, una atracción muy especial, probablemente, debido a la forma simpática que tenía mi papá de contármela. 

No lo hacía con ese rigor científico de los nombres completos y las fechas exactas, ni tampoco sus reflexiones sociales, políticas, religiosas o económicas. 

Solo me comentaba los hechos conceptuales básicos y de esa forma tan amena, ha logrado que jamás me olvidara de ninguno de sus relatos. 

Nunca deje de leerla, lo que provocaba que me entusiasmara aún más, con algunos de sus personajes atípicos y hasta divertidos en cierta forma. 

Con el tiempo fui profundizando mis conocimientos históricos, descubriendo, con mucha sorpresa, que no todo lo que me habían enseñado, era totalmente cierto.