sábado, 10 de marzo de 2018

LA CORROSIVA INSATISFACCIÓN

Todos nosotros, en un determinado momento de nuestras vidas, hemos mostrado signos de una gran insatisfacción. Especialmente en aquellos que somos detallistas, observadores y demasiado puntillosos. 


Pero este sentimiento o sensaciòn malsana, es por lo general temporario y apenas tomamos las medidas del caso, desaparece como por un simple pase de magia. 


El problema reside cuando a ese monstruo invisible no lo podamos controlar y este se nos aferre, con uñas y dientes. 


Y transforme una sensación pasajera, en una crónica. Ahí las cosas se pondrán muy feas. Por eso siempre le sugiero, a quienes quieran escucharme, que nunca tengan grandes expectativas sobre nada. 


Si hicieron todo bien, a su entender, pero no salió como pensaban, no importa, siempre existe una revancha, la próxima vez saldrá mejor. 


Siempre existen imponderables o cosas que uno no maneja, por lo que si se hizo el mejor intento y no resultó lo esperado, entonces es cuestión de insistir. 

Pero nunca amargarse o deprimirse. Tampoco es conveniente echarle nuestras culpas a los demás, por nuestros errores.

Aunque duela en el alma, se debe si o si, asumir nuestras malas decisiones.

Este, podríamos decir que es el primer paso para vencer a la insatisfacción. 

Como considero que este es un tema muy interesante y que afecta a millones de personas, en todo el planeta; intentaré desmenuzarlo y luego analizarlo. Eso, a fin que todos lo podamos entender, incluyéndome, desde ya. Pude, por lo tanto, armar una definición alejada de las ortodoxas o clásicas, haciéndolo con palabras menos técnicas o que fueran complicadas. 

Por lo tanto insatisfacción es una emoción que brota con mucha fuerza cuando alguien siente que todas sus imaginarias expectativas chocaron de golpe con una realidad muy distinta.


Así que se producirá, casi de inmediato, una desagradable sensacion de total desencanto, llevando al individuo, a sentirse frustrado.

Pero a no asustarse, esto es muy normal y a todos nos pasa en un determinado momento de nuestras vidas. 


Esto se manifiesta en todas las actividades humanas como por ejemplo, la negativa a un ascenso en el trabajo o posible aumento de sueldo. El fracaso ante una pretendida conquista sentimental.

Al ver que hace un gran esfuerzo pero los logros no pasan de un mediocre estancamiento económico.


Por lo que todo esto lo llevará, al individuo, a deprimirnos o bien a vivir en un constante estado de furioso desagrado para con ellos mismos.


Y se percibirá con un trato áspero a todos aquellos que vivan a su alrededor u ocasionalmente se crucen en su vida. 


Lo preocupante del tema es que nunca la insatisfacción viene sola, sino que arrastra siempre a la tristeza, a la ansiedad y la irritabilidad.

Todas ellas muy malas compañeras, durante el corto viaje que tenemos por esta vida.

Sentir insatisfacción es bueno, ya que nos obliga a mejorar todo lo que hagamos y es una forma de superarnos personalmente, dentro de una sociedad muy competitiva y hostil. 

Pero también se torna muy negativa cuando se hace permanente y todo lo que lo rodea los molesta.


Así que he confeccionado una breve lista con las características más resaltantes de un insatisfecho crónico, a fin que los ayuden o bien huyan despavoridos. Queda esto a su elección o libre albedrío. 

01.- La insatisfacción los vuelve quejosos, nada de lo que lo rodea le gusta y encuentra defecto en todo lo que ve. 

02.- Su cara refleja siempre su malhumor, pero lo disimula con una máscara de falsa seriedad.

03.- Son muy difíciles de complacer, ya que nada llena sus expectativas y todo les resulta poco para ellos. 04.- Por lo general, sus metas son exageradamente altas, utópicas y poco prácticas, lo que desembocará en un profundo desencanto.


05.- Son demasiado exigentes con todo el mundo, pero mucho más con sus familiares, amigos, pareja o compañeros de trabajo.

06.- Nunca ven el lado el lado positivo de cualquier cosa, solo hacen resaltar todo lo negativo que esto tenga.

07.- Son personas inconstantes, ya que comienzan una actividad, para luego no concluirlas. Pareciera que por el camino todo el esfuerzo inicial pierde tanta fuerza como su encandilamento inicial, por lo que el encanto acaba por la mitad.


08.- Dan muchas sugerencias y consejos a quien quiera oirlos, a pesar que son "aprendices de todo y oficiales de nada". 

09.- Para los insatisfechos, no existe un término medio, está bien o está mal. Por eso odian con toda su fuerza al gris (ni blanco ni negro).

10.- Sea cual fuere la causa de su insatisfacción, todos tienen una pizca de envidia, también son sumamente irritables, aún por una causa ínfima, y padecen de una melancolía que no los suelta jamás.

11.- Se nota ese leve vestigio de envidia hacia los demás, ante logros, que cree que él jamás obtendrá. 

La primera causa de la insatisfacción son los cambios bruscos del estado de ánimo, y todos ellos conducen a un trastorno depresivo.


Y esto llega cuando una persona se desilusiona de algo que pensaba que podía alcanzar y no lo logra.

Pero también siente apatía mezclada con de frustración y una cucharadita de tristeza, cuando descubre que sus metas han sido erráticas y no ha obtenido nada concreto ni positivo de la vida. 

La ira aparece cuando un individuo cree que personas mal intencionadas no dejan que obtenga el éxito, poniendo todo tipo de obstáculos en su camino.

También existe algo de incoherencia cuando, luego de llegar a la meta, un individuo decide que eso era poca cosa, aburriéndose y partiendo hacia otro rumbo, tal vez opuesto al logrado. Sucede lo mismo al percibir que las metas impuestas son demasiado fáciles de alcanzar, por lo que pierde todo el interés. 

Las consecuencias directas de la insatisfacción tiene dos aristas a tener en cuenta.

La interna, responde a los distintos sentimientos y pasiones contradictorias con que el individuo debe luchar constantemente, a fin de no caer en un pozo anímico.

Del que solo saldrà mediante ayuda profesional. No es facil controlar a la depresión, la ira, la tristeza, la apatía como a esa sensación de sentirse indefenso o de permanente de amargura. 

Y la externa, o sea las relaciones interpersonales con su familia, amigos, colegas o extraños, quienes se alejaran rápidamente de él, por su forma áspera de tratarlos. O evitaran su contacto.

Existe otra opción no muy remota: el consumo de drogas a fin de sentirse mejor y liberarse de todos sus demonios interiores. 

Una solo sugerencia, es cambiar rápidamente la rutina diaria, renovar su círculo de amistades y reunirse con gente realmente positiva.


Al mismo tiempo que sincerarse con uno mismo. Replantear la forma de vivir es algo excelente pero debe jugar siempre a favor y no en contra. Vivir con una sonrisa y no dejarse abatir ante el primer tropiezo, es una parte inevitable de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario