domingo, 13 de agosto de 2017

LOS ESCRITORES Y EL SUICIDIO (Parte II)

Marta Lynch
Luego de leer la primer parte de este comentario, es muy fácil que los lectores hayan llegado a la triste conclusión: que ser un escritor equivale a tener una profesión de alto riesgo. 

En especial cuando se debe luchar contra tantos demonios juntos, 

Como la incomprensión de quienes te rodean, la necesidad imperiosa de ser reconocido, tener el permanente agobio de las deudas, los malos recuerdos de la infancia, y los reiterados fracasos sentimentales, que empujan al escritor hacia el abismo. 

lunes, 7 de agosto de 2017

LOS ESCRITORES Y EL SUICIDIO (Parte I)

Emilio Salgari
Si tenemos en cuenta que todo artista es un creador que tiene una gran sensibilidad, muy por encima de las demás personas, no estaríamos descubriendo absolutamente nada. 


Sin embargo es esa misma sensibilidad la que le permite imaginar temas y situaciones que otros no lo habían ni remotamente pensado. 

Siendo eso finalmente plasmarlo, a su entender, en cualquiera de las disciplinas artísticas en las que se encuentre enrolado.


Sin embargo, la increíble sensibilidad creativa de un artista, tiene una arista que no todos ellos pueden llegar a dominar.