miércoles, 6 de enero de 2016

LA ESTAFA DE LOS CURSOS DE MOTIVACIÓN

Según un viejo y conocido proverbio argentino "El vivo vive del sonso y el sonso de su trabajo". Y esto que es tan antiguo como el mismo planeta Tierra, se sigue cumpliendo aún hasta hoy. 

Este recurso ha sido empleado, y me refiero directamente a la estafa, timo o fraude o como quiera que a esto se le llame. 

En otras épocas, estos pícaros se dedicaban a vender puentes, el Palacio de Gobierno, alguna que otra catarata o río importante, un gran barco de turismo o similar. 

Prometiéndole al pobre incauto, muy buenos dividendo al cobrar un peaje o un boleto de entrada, que le puede garantizar un futuro sin sobresaltos económicos. 

Eso es hasta que la policía le patea su “castillo de cristal”. Para esto el pobre sujeto, totalmente desilusionado y deprimido. Ya sin su dinero, ni su estúpida adquisición, y con el estafador, bien lejos del teatro de operaciones. 

Ahora las cosas son mucho sutiles y sofisticadas que antes, dejando por lo tanto muy atrás, todos aquellos burdos engaños.

Pasando como por arte de magia, de vil delincuente a un respetable orador intelectual, especializado en manipular emocionalmente a los pobres incautos. 

La técnica que emplean estos transgresores para atrapar ingenuos es relativamente muy sencilla. 

Primero logran tener, a su alrededor, a un pequeño contingente de idiotas útiles, que propagan de boca en boca, todas las cualidades y ventajas que implica tomar uno de los tantos cursos que un Fulano ofrece. 

El segundo paso que hará el fulano es elegir un tema que le sea atractivo a la probable audiencia. 

Sus conocimientos son siempre muy cuestionables, por lo que intentará disfrazar su ignorancia al tratar de impactar con un titulejo que deslumbre y atraiga a sus potenciales oyentes. Para ello usará una palabra “gringa” como para que lo crean muy sofisticado. 

Un claro ejemplo de lo que digo podría ser: “Curso de Coaching Personal”, que me suena tan desagradable al oído, como una tiza chirriando sobre un pizarrón. 

Y ese destemple acústico nace como consecuencia del engendro idiomático de juntar una palabra gringa con una castellana. 

Si dijera “Curso de Entrenamiento de Motivación Personal”, me resultaría menos chocante a mis tímpanos. 

También se estila, otra variante, que aunque me desagrade, pero tiene a muchos adeptos inocentes son los que persiguen a los “Curso de Management Empresarial”, es otra aberración que, en realidad, debería decirse “Curso de Gestión Empresarial”, que a todas luces suena mucho más elegante. 

Sin embargo la materia estrella de todo orador charlatán son los famosos cursos sobre Liderazgo, tema sobre el cual estos habladores se explayan muy a gusto, en su habitual farsa. Sin saber mucho lo que dicen, pero sí, en lo que cobran. 

Este burdo engaño representa un gran negocio a nivel económico, asegurando con absoluto descaro al oyente, mejorar su vida y optimizar todos los aspectos positivos de su personalidad. 

Eso sí, con la promesa implícita de convertir mágicamente, al asistente al curso, en una súper persona apenas traspusiera el umbral del auditorio. 

Único requisito, además de pagar por anticipado, es concurrir a tres de sus seminarios. 


Allí se usarán técnicas bastante retorcidas de su “coaching”, donde siempre la manipulación de las emociones y sentimientos, juegan el verdadero papel protagónico. 

Lo preocupante de esta pseudociencia, especialmente cuando es tratada por inescrupulosos charlatanes, es que pueden producir una ruptura emocional. 

Así lo afirma un estudio publicado en la revista del Círculo Psicoanalítico Mexicano, confirmando lo más preocupante en estos temas. 

En dicho estudio, una psicoanalista sostuvo que estos cursos puede provocar respuestas psicológicas totalmente indeseables e incontrolables. 

El tercer paso nos dice que las personas que salen de estos cursos pueden tener efectos secundarios devastadores en su personalidad. 

Y eso es porque los asistentes a estas charlas salen demasiado eufóricos y muy motivados, con un ánimo capaz de derribar todo lo que se le ponga delante. Su efecto puede perdurar por espacio de varias semanas.
 
Solo que todo esto se funda sobre una base tan frágil como el suelo de un pantano. Y por lo tanto, la burbuja multicolor que ha sido bombardeada por una muy sutil manipulación de las emociones y sentimientos, termina finalmente por estallar. 

El charlatán les ha creado un presente muy bueno y un futuro promisorio e increíble pero solo en la desbordada imaginación de los participantes. 

La mayoría de los participantes pierden la capacidad de razonar con cierta lógica, debido a la gran cantidad de ideas contradictorias, absorbidas en apenas un par de horas. 

El orador de turno habla demasiado, casi sin parar. Expresa muchas frases incoherentes como si ellas fueran verdad. 


Usa como ejemplo a muchas historias falsas, que los líderes de muchas sectas cristianas llaman “experiencias de vida”. 


La manipulación emotiva y religiosa es muy similar, en ambos casos. 

Solo para tener una idea bien concreta de lo que aquí afirmo, es el caso de Robert Kiyosaki, quien es un empresario, escritor, inversionista, conferencista y orador motivador norteamericano de origen japonés. 

Dueño de una corporación que posee la licencia de la marca “Padre Rico Padre Pobre y sus quince libros similares, que se venden como pan caliente, pero con conceptos manipuladores y sin ninguna preparación ni título académico que lo habilite. 

Otros charlatanes dictan cursos de Resiliencia, o sea la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido o un accidente. 

Charlas de Empoderamiento (que mal me cae esta palabreja, que es la castellanización de “Empowerment”) que significa adquisición de poder e independencia por parte de un grupo social desfavorecido para mejorar su situación. 

Es indudable que todos tenemos problemas, pero cuando estos nos superan, existen profesionales capacita dos y con un verdadero título académico que los habilita a ejercer. La baja autoestima, la timidez y los problemas de sociabilización nunca deberían ser puesta en consideración a charlatanes, aventureros y mercachifles. Al menos ya están avisados.

4 comentarios:

  1. Hola. viera que hace par de semanas me di cuenta que este timo esta entrando a Taiwan Taipei.y parece que es algo nuevo en este pais. estoy recolectando todas las informaciones posibles para hacer saber a los taiwaneses las verdaderas intenciones de estos cursos. Mi nombre es Antonio Wu Wu. cualquier persona que leas este mensaje y me pueda ayudar con mas informaciones sobre es tipo de fraude les agradeceria montones. Tengo planes de organizarme con los medios de comunicaciones para defendernos de este timo. pueden contactarme en FB busca con mi nombre Antonio Wu Wu o whatsup +886 909234177

    ResponderEliminar
  2. Increíble. Una se apunta a cursos de estos y va ser que son estafa. Menos mal que hay sitios de Cursos donde uno se puede formar y estudiar sin temer a estos timos ya que, son gente sería y nos proporcionan ayuda

    ResponderEliminar
  3. No me imagine que saldria un blog de tal magnitud para sacar de la ignorancia a un grupo ENORME de incautos, que por no saber que hacer con sus vidas vienen lo que el mismo compañero expresa claramente Estafadores de oficio ASÍ LOS llamo, que por cierto empresas son las que financian en muchos casos este tipo de actos, la cuestión es que como son estafadores uno ya ni sabe si usan los nombres de las compañias para hacer sus marramusias (actos delictivos). Felicito a quienes hicieron este blog y el tema, cuenten con mi apoyo para enriquecerlo aún más.

    ResponderEliminar