domingo, 7 de febrero de 2016

LA IMPUNIDAD DE LOS VIOLADORES DE CRIATURAS

Si bien esto existió en todos los tiempos y todas las culturas, hoy ya tendría que haberse superado. No solo por encontrarnos en un mundo tecnológico avanzadísimo, si no por haber prevalecido nuestro lado mental y espiritual. 

Sin embargo, la esencia animal que todos llevamos encima, no ha logrado disiparse con el mero transcurso del tiempo. Ni siquiera ha mutado. 

Sigue ahí firme, avergonzando a toda la raza humana. 

Y no dejándonos olvidar que el animal que llevamos muy dentro de nosotros se encuentra agazapado, muy a flor de piel, pronto a aparecer, cuando las circunstancia así lo requieran. Que se sepa, ninguna otra especie animal hace algo parecido. 

La violación sexual cometida contra cualquier mujer u hombre es una verdadera abominación, desde todo punto de vista. 

Y merece todo el repudio que se les haga llegar a los grandes medios masivos de comunicación, a los legisladores y a todos los funcionarios que se dedican a la administración de la justicia. 

Pero que una niña o un niño sean abusados sexualmente por un degenerado y que encima se les robe su inocencia y todos sus sueños. Es realmente inconcebible. 

La simple violación es un simple paso hacia posiblemente un viaje sin retorno. El 85 % de los infantes abusados jamás logran superar el trauma ocasionado. 

Por lo que dicho atentado solo logrará producir seres confundidos, temerosos y muy difíciles de confiar en otras personas. 

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos, el brutal ejecutor es un familiar muy cercano, un vecino que frecuenta la casa o bien un amigo de la familia. 

El violador de menores jamás cree que lo que hacen es malo. Sin embargo muchos de ellos sienten remordimiento, luego de cometer tal atrocidad. 

Otros se excitan al transgredir todos los límites imaginables y no les importa ni un rábano cuales sean las posibles consecuencias sobre sus brutales actos. 

Posiblemente el violador de menores actué de esa manera porque sabe que generalmente tendrá a la burocracia como al mejor de sus aliados, del mismo modo que leyes demasiado permisivas o no lo suficientemente duras. 

Unidos a la gran cantidad de casos, que terminan por saturar a los funcionarios judiciales. Aún con miles de carpetas abiertas acumuladas o informatizadas, se encuentran virtualmente sepultados de trabajo. 

Lo que finalmente hará que los administradores de la justicia, sin quererlo lo ayuden con su impunidad. 

La mayoría de los infantes ultrajados, tuvieron que pasar por dicha situación, debido a la total irresponsabilidad de sus padres, padrastros o quien tenga el cuidado de ellos. 

Por cometer el gravísimo pecado de no controlar a las personas que están cerca de ellos. 

Miles de psiquiatras, psicólogos infantiles, y distintas clases de terapeutas involucrados en la terapia de menores, han pegado el grito en el cielo, con el fin que las autoridades le presten más atención sobre la gravedad de esta abominable situación. 

A todos estos profesionales les toca enfrentarse todos los días con esta tristísima realidad. 

Ellos pueden ver en el fondo de sus ojos, toda la desesperanza, la angustia y una profunda decepción del mundo que les ha tocado vivir. 

Presienten que esa inocente niñez robada será muy difícil de borrar de sus mentes. Muchos hasta llegaran a odiar al sexo, y otros por desgracia no podrán superarlo y buscarán victimas como lo fueron ellos, en su momento. 

En las estadísticas que figuran en la mayoría de los Tribunales de Menores, nos dicen que el 80% de los abusos sexuales son cometidos por personas que tienen lazos familiares demasiado cercanos. 

Es por ese mismo motivo que miles de casos no se denuncian a la policía, para evitar graves roces familiares. 

En otras oportunidades, los menores no son tenidos en cuenta por sus padres por pensar que están exagerando o bien mintiendo. 

Padrastros, abuelos, cuñados, primos, hermanos o los mismos padres aprovechan la impunidad que los protege y siguen sin castigo, a pesar de la continuidad con la víctima primaria u otras de la misma familia. 

La violencia sexual contra los niños por parte de un violador de la familia, es solo una de las tantas modalidades más comunes, pero no es la única. 

Esta puede ser incluso, el primer paso hacia la explotación sexual, tanto en la misma prostitución o bien, en la muy rentable pornografía infantil. 


Hogares de huérfanos, instituciones, escuelas, jardines de infantes deben ser puntillosamente vigilados. 


Tanto como muchas agencias de viajes, sospechosas de organizar excursiones de turismo sexual infantil. 

Con el avance endemoniado de la tecnología, personajes adultos inescrupulosos, exponen a los niños mediante Internet en los teléfonos móviles, tabletas, y demás tipos de ordenadores. 

Al buscar promoción de su negocio de prostitución con niños. La circulación de imágenes pornográficas con niños prácticamente se ha quintuplicado, en la red, entre 2012 y 2015. 

En el año 2012, la OMS (Organización Mundial de la Salud) hizo un cálculo que 450 millones de niñas y 160 millones de niños menores de 15 años, tuvieron relaciones sexuales forzadas u otras maneras de violencia sexual con contacto físico. 

El estigma, el miedo y la total falta de confianza en las autoridades, así como la indolencia social y la falta de conciencia contribuyen a que no se denuncien muchos de estos mismos casos. 

Ahora bien, en todo este dramático y nauseabundo tema quedan pendientes dos temas realmente ásperos e irritantes. 

¿Qué se hace con el violador? ¿Y qué con las nenas embarazadas? Y la respuesta es muy fácil y sencilla. Hasta que nuestras republiquetas bananeras no consigan separar bien lo que es el Estado de la Iglesia, tendremos siempre esos vacíos jurídicos. 

El aborto terapéutico en una niña violada de 9 o 10 años representa una verdadera herejía, para la Iglesia, sin embargo, esta misma que tanto lo impide, nunca ayuda a la familia de la víctima, ni con dinero, ni suministros y ni ayuda psicológica. 

Ni siquiera se apiada estando la menor, en serio riesgo de vida. Del mismo modo que se oponen férreamente a la esterilización química irreversible, luego de ser comprobada la tercera violación. 

La gente deber urgente tomar conciencia que el sol no puede ser ocultado indefinidamente detrás de un dedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario