domingo, 5 de febrero de 2017

LAS MUJERES PREFIEREN AMIGOS Y NO AMIGAS

Para una chica es mucho más difícil tener una buena amiga que para un varón estar rodeado de verdaderos amigos. 

La respuesta a esto, que parece todo un enigma, y no lo es tanto. Sucede que las mujeres son demasiado competitivas entre sí y eso tarde o temprano termina rompiendo cualquier relación. 

Cosa que entre los varones prácticamente eso no se conoce. 


El varón por lo general es más relajado y no se encuentra permanentemente en estado de alerta y a la defensiva, como lo hace una chica. Se fija mucho menos en los pequeños detalles que ellas, aunque son igualmente criticones.

Pero con una pequeña diferencia, los varones lo hacen en torno de broma burlona a fin de reírse de la ocasional víctima. La mujer en cambio, es una crítica hiriente y ofensiva que hasta llega a humillar. 

Es quizás por esto último, entre las razones de peso, y por algún otro motivo tan sutil que se me escape, es que a ellas les cueste tanto trabajo sociabilizar con otras mujeres. 

Especialmente si nunca se ajustó en algún círculo de amigas. Eso no significa que no las tenga, pero siempre habrá preferencias a una relación de amistad con un hombre y que nadie piense que eso es imposible, porque se engañan de cabo a rabo. 

Toda mujer necesita tener amigas, con quien compartir buenas historias. 

Una compañera para ir de compras, o a la peluquería, hablar hasta cansarse de lo difícil que es entender a los varones y comentar sobre los lindos y los feos que ambas conocen. 

Y otros chismes de parecido tenor, que con un varón no tendrían realmente ninguna gracia.

Todas las mujeres con las que hablé me dijeron, con palabras más o menos parecidas, que la amistad con un varón las había hecho crecer mental y espiritualmente, que se sentían mucho más seguras cómodas y relajadas. 

Que los consejos amorosos eran muy valiosos, tanto como el difícil arte retener a un hombre. 

De todas ellas saqué conclusiones valiosas que se las entrego a continuación. 

Quiero aclarar que el relato lo hago en primera persona, colocándome en el papel de las mujeres que he entrevistado. 

01.- Hablo de todo con ellos: Cualquier tema se los puede tratar sin tabúes ni nada que se le parezca. 

En ese sentido son más francos y sinceros que mis amigas.

02.- Tienen buen ojo para los posibles “novios”: Ellos detectan enseguida si un tipo vale o no la pena y en caso que no desista de él, como puedo protegerme.

Así siempre una se siente segura de contar con un buen respaldo. 

03.- Siempre sus consejos son honestos, sinceros y directos: Cosa que no siempre sucede con las amigas, que suelen decir “que tienen temor de herir mis sentimientos”. 


04.- Si me pongo borracha: Saben que cuento con ellos para que me lleven a casa y no se enojan si les vomito en el auto. Y tengo la certeza que no se aprovecharan de mí, estando en esa situación. 

05.- Con ellos los modales no son importantes: No les interesa a ellos como me vista para comer, ni la etiqueta con los cubiertos y se ríen si eructo y no se escandalizan si en un momento dado se me escapa un gas. 

No importa que mi ropa combine ni que sea vieja o raída. 

06.- Pueden fingir ser mi novio: Especialmente cuando vamos por la calle y los tipos me miran de muy mala forma. Me siento bien protegida. 

07.- No necesitas verlos todos los días: Porque aunque te reten, te insulten por haberme pasado de revoluciones o por haber sido ingrata y no llamarlos más seguido; ellos siempre estarán ahí, para ayudarme y darme apoyo moral. 

08.- Casi siempre opinan sobre mis cosas: No necesito pedírsela, ellos lo harán solitos. Me corregirán no con ánimo de burla, sino porque quieren que yo sea mejor en todo sentido. Desde mi fea forma de sentarme hasta con quien salgo, Sus consejos y sugerencias siempre valen oro. 

09.- Son muy buenos para consolar: Ante cualquier problema grave, sea sentimental, económico o familiar ellos son geniales para darte desinteresadamente su consuelo. Así como hacerte pasar aquel mal trance.

10.- Les encanta que seas una buena compinche: Especialmente en sus aventuras de fin de semana, como acampar, escalar, andar a caballo o pasear en bicicleta. Incluso en aquellas bromas muy subidas de tono. 

11.- Te harán bromas sobre cuanto comiste en el almuerzo: Porque ellos saben lo que me cuesta bajar, pero sus bromas no son hirientes ni con mala intención, incluso yo me mato de risa más que ellos.

12.- Siempre tengo dos brazos fuertes: En especial si necesito mudarme, mover los muebles más pesados o subir cajas a un segundo piso.

13.- Podremos pelearnos por muchas cosas: Pero nunca estaré con ellos peleándome porque a ambos nos gusta el mismo muchacho. 

14.- Hay áreas donde el varón es muy confiable: Por ejemplo, cuando ya estás lista para salir a la calle, sin embargo, estas dudando como te ves. Ellos te dirán la verdad, al menos en eso, siempre.

15.- Si tenés insomnio a las 3 de la madrugada: Podes llamar a tu amigo, que no se va a negar y juntos nos cansaremos de matar zombis o alienígenas, con el videojuego.

16.- Ellos siempre tienen abrigos grandes y cómodos: Pero por su falta de memoria han quedado olvidados en mi casa y es probable que nunca se los vaya a devolver. 

17.- Con varones tenés una gran ventaja: Te presentan a todos sus amigos solteros y muchos de ellos están súper bien.

18.- Ellos tienen suficiente cantidad de bolsillos: Por lo tanto no se te negaran nunca llevarte tu dinero, tus documentos personales, la goma de mascar e incluso la llave de la puerta de entrada de donde vivo. 

Mi conclusión sobre este apasionante tema, es que las mujeres si creen en la amistad entre varones y chicas, mientras que los hombres tienen ciertas dudas al respecto.

Por lo que hemos visto, el varón no sufre de envidia hacia la mujer y es mucho más divertido que sus amigas.

No es tan hipócrita. Jamás saldría con tu ex. Y estando cerca de un amigo, este siempre te defenderá. 

Algunas amigas son realmente maravillosas y su amistad dura toda la vida, pero otras, en cambio, solo están solo de paso en tu vida y es probable que nunca se vuelvan a ver.

Al estar tan condicionada la amistad entre mujeres, por una rivalidad innata, por una hipocresía contumaz y cierta arrogancia, es lógico que una chica prefiera otro círculo de amistad, siento esta, una buena forma de agrandar el horizonte y la forma de ver la vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada