domingo, 20 de agosto de 2017

COMO SEDUCIR Y CONSERVAR A UN HOMBRE

Casi instintivamente, la mujer sabe la manera más conveniente y práctica de seducir, a cualquier varón. 


Sin embargo el verdadero problema se presenta a la hora de conservarlo. 


Ya que ella, creyéndose muy segura de haberlo conquistado, descuida un montón de detalles, que a la hora de la verdad, pesan y hasta pueden ser fundamentales cuando deba retenerlo. 

Creo que no se necesita decir que siempre es la mujer, quien decide el como, el cuándo y en qué momento la relación pasará a un nivel mucho más caliente. 


Es por eso que ella siempre saca ventaja en este preciso punto y prácticamente lo tiene casi rendido a sus pies, listo para el mazazo final. 

A menos que haya encontrado algo que no le haya gustado, por lo que frustrada en su “cacería”, lo dejará ir de vuelta, por donde vino.

Son muchos y muy variados los detalles que hacen que el varón desestime, los innumerables encantos de una mujer, luego de una primera impresión. 

Y eso sucede probablemente porque ella se ha descuidado un poco o no le ha parecido esto lo suficientemente importante.


Increíblemente, ha dejado que alguno de los elementos negativos, que componen su personalidad, empañara el sutil arte de la seducción. 


Es por eso, que me atrevo a darles, a quien lo crea conveniente, un par de sugerencias para evitar que se les escape “el pescadito” cuando salgan con la caña de pesca y los anzuelos. 

1.- Sonría: Es muy conveniente intentar sonreír lo más que se pueda, a pesar de todos los nervios que uno tenga siempre, en las primeras citas. 

Es totalmente normal y muy entendible. No existe una edad para que esto no le suceda. Al fin de cuentas somos nada más humanos y no robots. 

A pesar de todo, que la sonrisa resulte lo más natural posible. 2.- Sea usted misma: No intente ser una actriz de Hollywood ni poses estrafalarias. La autenticidad es la mejor arma con que cuenta una mujer. Si va exigir sinceridad, empiece usted misma dando el ejemplo. 

3.- Muestra algo pero no mucho: Es el misterio de lo que no ve, lo que enloquece, a los hombres. Por eso se debe usar un escote que no sea tan bajo, que le llegue al ombligo, ni minifaldas que dejen ver la cicatriz del apéndice. 

Lo ajustado se impone pero no tanto como para que camine como una momia egipcia. Que parezca todo muy sensual, pero jamás vulgar. El maquillaje nunca debe ser muy recargado. Recuerda que estas conociendo a una persona, no que estas en una comparsa del Carnaval de Río. 

4.- Siempre de buen humor: Poner buena onda es muy importante, para comenzar una relación. 

De la misma manera que cuidar de los modos con que una se dirige a la otra persona. Los varones aprecian mucho el ingenio y la vivacidad. 

5.- Aceptarlo tal cual es: Un grave error de la mayoría de las mujeres es querer cambiar al hombre que tienen enfrente, por el de sus sueños. Comenzando una relación con la esperanza que con el correr del tiempo, él cambie. 

Cosa que probablemente no haga jamás. Pasado cierto tiempo, y no ver cambios, ella lo tomará como un verdadero fracaso personal y se desilusionará completamente. 

6.- Sé su complemento, no su rival: Negar la igualdad entre los sexos, en pleno siglo XXI, es una imbecilidad. 

Por lo tanto, la mujer debe ser el justo complemento del hombre y viceversa. Competir dentro de la pareja, por la supremacía, es ridículo e inútil. 

No siempre es cuestión de roles. A veces la mujer debe dejarle la última palabra al hombre, para que evitar discusiones estériles y que solo sirven para desgastar a la pareja. 

Es preferible negociar, en temas que le sean demasiado irritantes a uno de ellos y así llegar a un trato bien salomónico. 

Es posible que de este modo la pareja tire juntos del carruaje, avanzando hacia niveles superiores. 

7.- No ahogarlo ni acosarlo: Uno de los errores más comunes que cometen algunas mujeres, es comenzar a fiscalizar a un prospecto, con quien solo tuvo una primera cita. Llamadas a todas horas, verificar si tiene muchas amigas, continuos mensajes de texto en horas de trabajo, querer saber siempre el lugar en que se encuentra y con quien está. 

No es de extrañar que al cabo de un par de días, él se canse y no quiera saber más nada con ella. Ni hablar del acoso en las redes sociales, que ya ha causado un tendal de parejas disueltas.

8.- Controlar los celos: Todos somos un poco celosos, ya que es una forma de demostrar que la otra persona nos importa. Sin embargo todo tiene su justo límite. 

Si va a comenzar una relación y ya de golpe se empieza con las escenas de celos, que son tan antipáticas, es probable que la relación no tengo mucho futuro. 

Si no tiene confianza en la persona por usted elegida, es mejor que lo deje libre. Lo aconsejable es concurrir a un centro psicológico a fin que reciba ayuda para el control de celos. 

9.- Corrígelo de buen modo: Todos nos equivocamos o vemos las cosas desde otra óptica. 

Por lo tanto si lo encuentras en un error o en algo que no te guste, hazle saber con firmeza pero de una manera que no ofenda su ego o su hombría. Él se lo agradecerá. 

10.- Nunca se abandone: Ya lo atrapó, eso significa que lo tiene bajo su dominio. Pero es ahí cuando comienza el segundo capítulo: conservarlo. 

No se deje estar. Haga caminatas, luzca ropa sensual, cuando salga con él o concurra a algún evento. Claro, todo en su justa medida. Cuide su cuerpo y persuádalo en que él también haga lo mismo. 

11.- Deja que él sea tu héroe: Cualquier hombre quiere ser el héroe de la mujer que ama. 

Eso es para que ella se sienta protegida y ayudarla a resolver todos sus problemas. 


Por esto mismo, la mujer se sentirá atraída por su masculinidad. 


Aunque no te convenzan del todo sus soluciones, acéptalas y demuéstrale tu agradecimiento.

12.- No ser insistente: A la mujer le encanta rebuscar en todos los secretos que tiene su pareja. Pregunta si, pero si el no responde, no insista, especialmente si no es muy importante. 

En caso que si lo sea y es grave: déjalo de inmediato sin pensarlo dos veces. 

Porque a la corta o a la larga, estará comprando un problema. La confianza nunca se compra, se gana. 

13.- Él también tiene una familia: Muchas mujeres se olvidan que ellos, como una, también tiene parientes, y si no se toman las medidas del caso, ahí puede haber un problema en puertas. 

Por lo general los suegros no se meten en la relación; pero suegras y cuñados/as siempre son de sumo cuidado. 

Pueden ser enemigos formidables y una piedra en el zapato. Si no les puedes vencer, entonces no queda más remedio que aliarte. 

14.- Evite ser manipuladora: Este es uno de los peores defectos que pueda tener una mujer, conseguir cosas con suplicas, lágrimas o intenciones de tener sexo a cambio de lo que quiera conseguir. 

Al principio puede ser tomado como un jueguito, y hasta resulta gracioso, pero repetir la dosis muy seguido, cansa y ahuyenta al hombre y a la felicidad. 

Espero que mi recomendación le sea de gran utilidad y evite cometer estos descuidos. Porque si deseo que ustedes sean inmensamente felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario