martes, 19 de junio de 2012

MIRA EL BOSQUE Y NO AL ÁRBOL

Como en muchas oportunidades ya les he comentado, recibo una cantidad aproximada de 60 correos electrónicos por día. De esos, 25 son no deseados o simplemente pura basura publicitaria. De los que me interesan, encuentro correos de diferente tenor. Generalmente mucho humor, algunos religiosos, otros poéticos, políticos, algunos de contenido bastante personal tanto como los infaltables eróticos o de un subido tinte porno.


Sin embargo hubo dos de ellos que realmente me llegaron a impactar; quizás  por la contundencia de sus imágenes o tal vez porque tu texto me sonaba bastante lógico. Resulta que, por obra de la casualidad, justo coincidía con un hecho que se producía aquí mismo, dentro del ámbito de las Tres Fronteras.

El primero de los correos, hablaba sobre la desmedida y exagerada reacción en el mundo a consecuencia del asalto por parte del Ejército israelí, a un barco turco, integrante de la flotilla que se dirigía a Gaza,  con ayuda humanitaria y que pretendía romper el bloqueo al que está sometido este territorio, por parte de los israelíes. 

El asalto se produjo en aguas internacionales y su trágico saldo fue de nueve muertos, todos ellos ocupantes del barco. Esto es realmente muy lamentable, y no comparto la violencia, venga de donde venga.

También aludía a las violentas manifestaciones ocurridas en Inglaterra, Francia, Bélgica, Venezuela, Turquía, Argentina, Alemania, Grecia, India, Italia, Indonesia y España principalmente, pidiendo el fin del sangriento bloqueo y que hubiera paz en Medio Oriente.

Este correo me llegó desde Israel y quien lo enviaba, es un asiduo y devoto lector que descubrió un comentario mío, en el blog de Ultima Hora de Ciudad del Este, allá por diciembre del 2007 y que  tras su pedido de aceptación en mi MSN, nunca hemos dejado de intercambiar información, a través de los mensajes. Con el tiempo creo, que hemos forjado una sincera amistad. 

Esto independientemente de las opiniones que ambos pudiéramos tener con respecto a cualquier tema y respetuosamente pudiéramos discordar.

El segundo correo, llegado a través de una querida amiga, a quien conocí en Foz de Iguazú, en la Feria Internacional del Libro, también era otro Power Point y mostraba imágenes desgarradoras sobre la vida que se lleva en Irán y en donde su actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, ha implantado un régimen de terror para aquellos que transgredan mínimamente  las leyes islámicas.

Me impresionó el trato inhumano que se les da a las mujeres, con castigos que van desde latigazos en plaza pública, hasta derramamiento de aceite caliente, llegando hasta la muerte por lapidación o ahorcamiento. Aún por faltas que no son tan terribles para nosotros los occidentales. Hasta ver este material pensé que esto era cosa del pesado, pero por lo visto me equivoque y mucho.

Este sádico presidente que se jacta de no tener homosexuales en su país, simplemente porque los manda encarcelar y allí mismo los  golpea o azota o simplemente los hace ahorcar en plaza pública, como ejemplo ante la sociedad, solo por ser y sentir de un modo diferente. 

Este es el gran amigo de Hugo Chávez que siembra terror en su país y que posiblemente tenga a medio armar, dos bombas atómicas con uranio empobrecido. ¿Ustedes se imaginan dos bombas atómicas, en manos de un demente fundamentalista, lo que puede pasar?  

El tercer hecho fue la manifestación promovida por la colectividad árabe, radicada tanto en Foz de Iguazú como en Ciudad del Este y que me hizo pensar en muchas cosas. Entre ellas, que este es uno de los temas más espinosos que he tenido que tratar y que para que sea un comentario creíble, no puedo tomar partido por ninguno de los dos bandos.

No puedo presentar a Israel como una cruel bestia que ataca sin ninguna razón, a los inocentes palestinos. Ni a los muchachitos de Hamás, que se escudan detrás de los palestinos y que utilizan a las mujeres, niños y ancianos y desde esa posición, lanzar andanadas de misiles a Israel. Esto trataré de no decirlo.

Pero si defiendo el derecho que tiene Israel a resguardar sus límites y, por lo tanto, al reconocimiento de unas fronteras seguras por parte de la comunidad internacional; como también defiendo el inalienable derecho que tienen los palestinos a contar con un verdadero Estado propio en territorio palestino.

A esta altura de los acontecimientos, pienso cuando se toma partido por uno u otro lado, las cosas deben ser racionales y equilibradas para que finalmente puedan ser totalmente justas. Aquí tiene mucho que ver con la desinformación, ya que muchos opinan sin tener la más mínima idea de los antecedentes históricos y políticos en que acontecieron los sucesos en cuestión.  

Sin embargo lo que más me inquieta de todo este asunto es, ¿qué hacía esta misma gente, de todos los países ya nombrados e inclusive la colectividad islámica de las Tres Fronteras, mientras se sucedían verdaderas masacres alrededor de todo el mundo?, ya que tanto aman la paz en la Tierra.

Si bien tenemos que durante el Conflicto en Gaza-Israel (2008-2009) se originaron alrededor de 1.000 muertos, por citar un ejemplo, cuando en otras latitudes se producían algunos de los más espantosos genocidios que ha soportado la humanidad, como pueden ser:
  
1.     Genocidio kurdo (Irak)  (1989-1996) – 150.000 muertos.
2.     Democidio en Uganda (1971-1979)- 400. 000 muertos
3.     Guerra en Yugoslavia (1990-2000) – 140.000 muertos
4.     Genocidio en Papúa Occidental (1961-Presente) 100.000 muertos
5.     Represión en Timor Oriental (1975-1990) – 200.000 muertos
6.     Genocidio en Ruanda (1994) – 800.000 muertos
7.     Represión política en Camboya (1975-1979)-2.000.000 de muertos
8.     Genocidio en Etiopía (1974-1991) – 400.000 muertos
9.     Atrocidades en Bangladesh (1971) – 1.500.000 muertos
10.  Guerra civil en Guatemala (1960-1996) – 200.000 muertos
11.  Guerra civil en Afganistán (1979-Presente)–1.500.000 muertos
12.  2da. Guerra en el Congo (1998 – 2003) – 4.000.000 muertos 

¿Por qué no salieron entonces a la calle a pedir por la paz en África, en el Sudeste asiático o en Latinoamérica? ¿Por qué no exigieron a su gobierno que cortara las relaciones con los estados genocidas? ¿Por qué no boicotearon los productos indonesios, camboyanos, congoleños, serbios y ruandeses?

En cada uno de esos países ocurrieron miles de “Gazas” sin embargo seguían mirando, cómodamente sentados en sus sillones favoritos, los noticieros y sin que se les moviera un solo pelo de sus cuerpos. ¿Qué tiene Israel de especial? Porque los israelíes son tan malos y los de Hamas que se escudan entre los niños, mujeres y ancianos palestinos son los buenos?

Todavía existen decenas de conflictos sangrientos alrededor del mundo. Como el baño de sangre en Darfur (Sudán) que entre el 2003 hasta hoy, arroja un saldo de 300.000 muertos. ¿Conoces alguna manifestación que haya exigido a algún gobierno para que presione a terminar esa ola de crímenes? Claro que no, si nadie sabe donde queda Sudán.

Tampoco he visto que las muy preocupadas mujeres islámicas que tanto buscan la paz en el mundo, hayan hecho alguna manifestación, pidiendo por un mejor y más humano trato hacia sus congéneres, tanto en Irán, Afganistán como en otros países islámicos. 

Tampoco me acuerdo de haber visto manifestaciones en contra del millón de violaciones serbias a mujeres islámicas. Mucho menos sobre las 300.000 mujeres que sufren ablación del clítoris, por año, en muchos países musulmanes.

Ahora bien, si deseas realmente luchar de corazón para que haya  paz en el mundo hazlo de manera coherente, equilibrada y si es posible lo más neutral que se pueda. Infórmate primero y luego opina. Revisa y coteja primero tus fuentes de información. Por eso te pido que mires muy bien al bosque y no derroches todos tus esfuerzos solo mirando al árbol. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario