lunes, 16 de mayo de 2016

MANUAL DEL TREPADOR POLÍTICO

Si usted tiene algún tipo de aspiración política y sueña con un buen cargo como funcionario estatal, entonces siga paso a paso todas estas instrucciones y tendrá el éxito asegurado. 

No se necesita experiencia previa, ni estudios académicos o alguna mínima pizca de inteligencia. 

Solo se debe ser hipócrita, mentiroso y lucir una atractiva sonrisa en todo momento. 

Este manual está preparado para todos aquellos que no tengan parientes en puestos importantes ni un capital que los respalde, ya que con estos dos elementos, este manual no tiene sentido. 

Esta obra se divide en dos partes bien diferenciadas. La primera es “Breves nociones para un novato” y la segunda, “Trepe pisando cabezas y no mire atrás”. 

Así que rápidamente empecemos con el primer tema. Cuando se es novato y se inicia la larga carrera para conseguir un cargo ejecutivo en el Estado, el cual será el gran botín de guerra. 

Los requisitos necesarios y excluyentes para todo novato son las siguientes: 1.- Tener personalidad de pelele. 2.- Apoyar cualquier estupidez que diga su jefe superior. 


3.- Muestre a todos sus correligionarios que se siente orgulloso de ser manipulado. 4.- Cuanta más sumisión, mucho mejor le irá. 

5.- Si va hacer confidencias hágalas en espacios abiertos, porque las paredes oyen. 6.- Búscate uno o dos aliados que sean fácil de manipular, pueden serte muy útil. 

7.- Apréndete de memoria el libro “El Príncipe” de Nicolás Maquiavelo, publicado hace 500 años y dirigido a quien tuviera serias ambiciones de poder. 8.- Consigue un buen Padrino que te guie y te vaya abriendo el camino. 

9.- Aprende a usar “el doble discurso”, recurso válido de todo político que se precie, para esconder sus verdaderas intenciones. 

10.- Cuide siempre no irse de boca, muchas veces hablar de más le jugará en contra. Una palabra mal dicha o mal entendida puede generarle grandes dolores de cabeza. 


11.- Siempre con una sonrisa aunque vengan degollando. 12.- No confié en nadie del partido, nunca sabrá si es amigo o enemigo. 

13.- Si es muy delicado y tiene muchos escrúpulos, dedíquese mejor a otra cosa. 

14.- Siempre obedezca las ordenes de sus superiores sin pedir explicaciones ni pestañeos de por medio. 

Con estos 14 útiles consejos aquí dados, ya tiene para manejarse sin problemas. Respetando todas estas indicaciones conseguirá seguro llegar lejos. 

Eso sí, sea sumiso y manipulable ante su jefe, pero tome siempre la iniciativa y hágale creer que las ideas son de él. so le caerá en gracia y su futuro menos espinoso. 

Una vez que domine bien la primera parte de este manual, estará listo para la segunda: “Trepe pisando cabezas y no mire atrás”. 

A partir de aquí, tiene mucho que ver su viveza para sacarse adversarios de encima, las alianzas que pueda conseguir, los favores que deba devolver y por supuesto una dosis de suerte, necesaria en toda actividad. 

Su techo depende de su habilidad para mantenerse en la cuerda floja. Nunca se olvide que mantenerse es mucho más difícil que llegar. 

Ahora bien, aquellos 14 primeros temas ya mencionados, jamás lo olvide, porque ahora vienen otros que deberá también ser asimilados. 

Estos son más sutiles y sofisticados que los primeros y dependen de cuan hábil y cretino sea, si es que quiere llegar a la cúspide. Aquí les dejo los principales postulados. 

1.- Una vez conseguido el “botín de guerra”, debe ser agradecido con su Padrino. Lo colocará en un puesto administrativo bien remunerado. 

También lo hará ganar en las licitaciones de algunas obras públicas importantes para que obtenga suculentos réditos. 

2.- Cualquiera sea el cargo que ocupe, siempre tendrá a un jefe. Por lo tanto mimetícese con sus gustos y preferencia, sin contradecirlo jamás.

Especialmente si viene uno nuevo. Muerto el rey, viva el rey. La política es dinámica, hoy estamos y mañana no lo sabemos. 

3.- Consiga la mayor cantidad de méritos para lucirse. Usándolos para resaltar lo que se hace, y disfrazar lo que no se hace. 

4.- Ofrezca soluciones a quienes gobierna. La falta de empleo y seguridad, desterrar la pobreza extrema, achicar brecha entre la riqueza y la pobreza. 

O la educación y la salud; total la gente no tiene memoria y olvida siempre todas las promesa. 

5.- Enloda a tus opositores todo lo que puedas. 6.- La falta de escrúpulos, el cinismo y la adulación, son instrumentos válidos en el día a día. 

7.- La gobernabilidad en cualquier puesto es fundamental, sin esto peligra tu cargo. 

Por lo tanto alíese hasta con el diablo si con esto lo conserva. 8.- Tu cargo no va a durar para siempre, por lo tanto se debe aprovechar el tiempo asegurando el bienestar de tu familia. 

9.- Siempre de respuestas ambiguas o maquille la verdad, según sea tu conveniencia. 

10.- No se olvide que gobernar es siempre tomar decisiones que favorece a unos y a otros perjudica, por lo tanto minimice los daños que ocasione. 

11.- Con un enemigo, rival o adversario nunca lo ataque de frente, siempre hágalo por la espalda, pero antes pruebe sobornarlo. 

12.- Coma y deje comer o sea si roba, deje que otros también lo hagan, de esta manera tendrá a un cómplice que no lo delatará. 

13- Sepa burlar a la Justicia con unos cuantos testaferros, que cuanto más cándidos e ingenuos sean, mucho mejor. 

14.- Si quieres ser respetado e incluso temido, debes destruir sin piedad a los traidores que te rodean y a los que agiten las aguas, para que no perturben tu gestión. 

15.- Prepárate para la salida, entrenando a un sucesor, entre una terna de aspirantes. 

16.- Una vez aquel elegido, nunca pero nunca te entrometas en sus decisiones, a menos que te pida un consejo. Tampoco permitas que él lo haga en los tuyos. 

17.- No es fácil alejarse del poder y las ovaciones y aplausos, pero esas son las reglas del juego. 

Es mejor alejarse de las cámaras y los fogonazos de los fotógrafos. El silencio es lo más aconsejable. Estas son las reglas que he visto utilizar, en cientos de políticos, durante más de cinco décadas de pura observación. 

He utilizado un humor irónico para desdramatizar el tema, que se ha vuelto lamentable, al menos en Latinoamérica, por la poca potabilidad de los candidatos, no importando del partido político que fuere. 

Esto hace que los pobres electores tengan que elegir no al mejor sino el menos malo. Hay un dicho popular que dice “Los partidos políticos son un lugar perfecto para que se refugie la gente mediocre y haga una buena carrera y sin tener los méritos necesarios e incluso ganando más dinero que quien ha sudado años estudiando”.

4 comentarios:

  1. Grandioso escrito,,,,mas real no puede ser.... Esa actividad se ejerce en todos los paises del mundo....

    ResponderEliminar
  2. Fantástico. Este material lo tendré impreso para ver y leerlo todo el tiempo hasta que se me haga una rutina. Es para utilizarlo en todos los ámbitos inclusive, no solamente para la política. Pero, un pequeño detalle creo que tal vez me lo impida asimilarlo y ponerlo en práctica desde un principio, es bien probable que tenga que hacer una mudanza de mi corazón hacia la derecha para convertirme en un ser frío y despreciable para los demás, pero útil para alimentar mi Yo y solamente YO... Será que eso seria posible?... Practiquemos...

    ResponderEliminar
  3. Un manual completito, si mejora se descompone...

    ResponderEliminar
  4. ..muy documentado y util sin embargo yo le agregaría el leerse a FOUCHE como la guinda del pastel!

    ResponderEliminar