domingo, 18 de febrero de 2018

EL MALDITO SOBREPESO

Que yo recuerde, siempre el sobrepeso de una persona fue motivo de burla y discriminación.
 
Salvo en determinadas épocas de la Historia, cuando la gordura era sinónimo de belleza y salud.
 
Por eso se encuentran tantas pinturas renacentistas o de principios del siglo XX con mujeres y querubines, bien rellenitos y macizos. Sin embargo y dejando de lado la estética, desde principios de la década de los ochenta, esto ha cambiado radicalmente.



Eso es debido a que luego de profundos estudios y sólidas estadísticas, la ciencia médica ha encontrado que el sobrepeso es una puerta abierta a la obesidad, y el primer paso hacia la pérdida de la salud.
 
El vegetarianismo enamoró a la juventud de aquella época. El deporte y los ejercicios diarios se masificaron, llegando a todas las capas de las distintas sociedades.

Sin embargo, a pesar de todo lo ya dicho, existe una gran contradicción, ya que con casi 40 años de comer más sano y ejercitarse periódicamente, las estadísticas hablan de cifras catastróficas que asustan en vez de tranquilizarnos.
 
Pero mejor es no adelantar lo terrorífico del tema y si fijar conceptos básicos sobre lo que significa el sobrepeso.


Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el sobrepeso, es el resultado del aumento del peso corporal debido a una gran acumulación de grasa en el cuerpo.
 
Esto se debe a un desequilibrio entre las calorías consumidas y la energía (en forma de calorías) que se gasta, durante el día, en las actividades físicas. 

Sin embargo, tomando en cuenta una observación más profunda del tema, tendríamos que no siempre es la grasa el problema; también puede llegar a ser una gran retención de líquido o un desarrollo excesivo de los músculos o huesos.
 
 
Una forma de saber si tenemos o no sobrepeso, es el cálculo que reflejan las tablas de peso y altura, actualizadas. Ya que estas suelen cambiar cada 10 años.   

El sobrepeso es la consecuencia directa del sedentarismo o sea la falta de una actividad física.
 
Eso sucede por lo general con aquellas personas que trabajan en una oficina. Pero cuando uno camina con asiduidad y realiza ejercicios o practica algún deporte, consigue quemar grasa.
 
  
 Caso contrario, la grasa se acumulará, originando al tan temido sobrepeso y de no darle importancia, se puede llegar a la obesidad. Y esto ya es, palabra mayor. 

Muchos no hacen ejercicios o salen rara vez a caminar, por pura pereza, mientras que otros no tienen ningún compañero que los acompañe.
 
Esta es una actividad muy aburrida cuando se la practica solo. También es cierto que se necesita de un buen profesional en la materia, para que nos asesore.  Ningún cuerpo como su metabolismo es igual a otro, por lo tanto, cada individuo necesita un tipo de ejercicio diferente, así como una frecuencia distinta para realizarlos.
  
Ahora bien, el sobrepeso de por sí, no es una enfermedad, pero si predispone al desarrollo de múltiples males como la diabetes, la hipertensión, elevación de grasas en sangre, infartos, embolias, algunos tipos de cáncer y favorece la muerte súbita.
 
Sin mencionar la gran dificultad para que el individuo se desplazase. 

Pero además de la cuestión física, existe un aspecto psicológico, que pocos toman en cuenta. Es común que a la gente con sobrepeso se la llame, en forma pública y en voz alta, de “gordo/a”, con cierto tono despectivo.
  
Y si bien la víctima lo recibe con una sonrisa, por dentro le suena como el estallido de una bomba atómica. 

El sobrepeso es un motivo bajo y artero de prejuicio, en la mayoría de las sociedades de este planeta.
 
 
Tal es así, que puede convertir la vida de un adolescente o la de un adulto, en una muy cruel pesadilla.
 
Es también causa de burla y aislamiento, con la malvada intención de herir sentimientos, sin una razón que realmente lo justifique.   
 
Se puede luchar contra el sobrepeso cambiando el estilo de vida, no solo con la comida, si no con ejercicios y caminatas. También la familia está en el círculo vicioso que el individuo necesita romper.

Pero si los suyos no colaboran, es probable que, con el tiempo, entre de lleno en la obesidad y ahí, las cosas se tornan muy peligrosas. 

Es la familia quien debe darle los estímulos necesarios para salir del “área de peligro”. No solo es preciso contar con un nutricionista, si no también con un psicólogo. Muchas veces los miedos, las angustias y las fobias impulsan a la víctima a comer, aún sin tener apetito.
  

 

De no hacerse un control periódico, la persona con sobrepeso corre el riesgo de contraer enfermedades muy graves y que pueden ser, en un plazo no muy largo, terminales en algunos casos.
 
 
A continuación les citaré solo las 5 más importantes, teniendo en cuenta que son alrededor de unas 150.  

1.- Presión arterial alta (Hipertensión): Una presión arterial de 120/80 mm Hg se considera normal.
 
 
Pero si la cifra mayor supera los 140 o más y la cifra menor es 90 o más, entonces usted tiene un grave problema de alta presión arterial.
 
 
Es un factor de riesgo para enfermedades del corazón, y se ha comprobado que crece con el aumento de peso y la edad.
 
La solución más rápida y efectiva es adelgazar pero con un control médico, de lo contrario el remedio será peor que la enfermedad.

2.- La diabetes tipo 2: La diabetes es un trastorno metabólico en el que el cuerpo no produce suficiente insulina para regular los niveles de glucosa en sangre o la insulina producida no trabaja de manera eficaz. El sobrepeso aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 de una persona.

3. - Colesterol Alto: Las personas con sobrepeso, son propensas a tener colesterol alto, eso es porque el nivel de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol “malo”) y triglicéridos son muy altos y el nivel de lipoproteínas de alta densidad (HDL o colesterol bueno “) es muy baja.
 
Los niveles anormales de estas grasas en la sangre son un factor de riesgo para un mal cardíaco coronario. 

 
4.- La apnea del sueño: Es un trastorno en el que hay breves pausas en la respiración o apenas se respira durante el sueño.
 
Esto hace que el descanso no sea reparador en la noche y somnoliento durante el día. También es causa de muy fuertes ronquidos.
 
5.- Enfermedad del corazón y accidente cerebrovascular: Hay un mayor riesgo de una enfermedades del corazón. La acumulación de placa (una sustancia cerosa) dentro de las arterias coronarias termina por obstruir el flujo de sangre, rica en oxígeno, al corazón. Esto nos pone en peligro de una muerte súbita. 

 
Como remate a este comentario, quiero dejarles los datos suministrados por la OMS y OPS (Organización Panamericana de la Salud) en un informe del año 2017.
 
Existen 1900 millones de adultos con sobrepeso, 650 son obesos.
 
De 1975 a la fecha, la obesidad se i triplicó en todo el mundo. En 2016, 41 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso o eran obesos.
 
Había 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) con sobrepeso u obesidad. En la mayoría de los países, mueren más personas por enfermedades coronarias que por accidentes de tránsito. Y lo más importante, el sobrepeso y la obesidad pueden prevenirse.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario