sábado, 2 de julio de 2011

RADIOS PIRATAS EN PARAGUAY

Existen 1.200 emisoras piratas en Paraguay, que ensucian el espectro, y castigan a los medios legalmente constituidos, que alimentan a 4.700 personas directamente y 25.000 en forma indirecta. Los dueños de estas radios causan un perjuicio al Estado paraguayo de U$S 50 millones al año. Ponen en peligro la aviación civil y comercial al interferir en los sofisticados equipos. Esta es otra plaga, que todos unidos debemos desterrar completamente. Su denuncia es la llave que puede mover al sistema que los ponga fuera de combate.

Es mucha la gente que vive legalmente de la radiofonía. Tal es así, que las cifras que manejan las distintas asociaciones que las agrupa ronda en las 4.700 personas directamente y otras 25.000 en forma indirecta. Mueve a toda la industria publicitaria, desde simples estampados de camisetas, con diversos logotipos comerciales, hasta elaboradas filmaciones. 

Para ponerse al día, la mayoría de las emisoras, tanto AM como de FM, han tenido que renovar sus arcaicos equipos y adquirir en el exterior, los llamados de “tecnología de punta”. Actualmente tanto las emisoras de Asunción como las más importantes del interior, no tienen nada que envidiarle a sus pares de los países vecinos. Pero para ello tuvo que realizar un gran esfuerzo económico. 


Asustaría saber el costo de estos equipos, pero ninguno baja de los 250.000 a 300.000 dólares. Estos entre los más económicos. El mantenimiento de una estación de radio, tampoco es demasiado barato. Lo que si, todos sus dueños concuerdan en que ninguna de las radios, al menos en Paraguay, deja grandes ganancias. Sí lo suficiente para pagar todas las obligaciones contraídas y un resto para amortiguar la época de las vacas flacas. 

“En realidad, si se pagan todos los servicios e impuestos que una emisora tiene, no queda una gran ganancia. Es por eso que todos los medios siempre andan caminando por la cuerda floja”, dijo el directivo de una importante emisora de Ciudad del Este, que ha preferido, no ser identificado. “Por si fuera poco, los piratas muchas veces nos sacan algunos clientes, ofreciendo tarifas ridículas, imposibles de competir, claro si no tienen gastos, ni la luz de Ande pagan”, terminó de agregar la misma persona. 

¿Qué es una radio comunitaria?

Según el licenciado José Antonio Roa Arguello, responsable de la agencia Conatel de Ciudad del Este, “es la radiodifusión sonora de pequeña y mediana cobertura. Estas deberían tener un radio de emisión de 500 metros a la redonda. Entre cada radio comunitaria 5 kilómetros libres y con una potencia máxima de 10 a 300 W”. Sin embargo en otros países, se las denomina según a quien va dirigido su programación. Radio rural, radio cooperativa, radio participativa, radio libre, radio alternativa, radio popular o radio educativa. 

También se las puede clasificar según la emisión de sus programas, como ser: musicales, o con tendencias partidarias y otras son una mezcla de las dos primeras. Algunas estaciones pertenecen a organizaciones sin fines de lucro o a cooperativas cuyos miembros constituyen su propia audiencia.

Otras pertenecen a estudiantes, universidades, municipalidades, iglesias o sindicatos. Hay estaciones de radio financiadas por donaciones de su audiencia, por organismos de desarrollo internacionales, por medio de la publicidad de entes oficiales o por parte de los mismos gobiernos. No es unipersonal ni comercial y generalmente debe estar al comando de una comisión vecinal que tenga personería jurídica. 

Todos estos conceptos se desprenden de la AMARC que es la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, una organización no gubernamental internacional al servicio del movimiento de las radios comunitarias, que agrupa cerca de 3.000 miembros y asociados en 110 países, de todos los continentes. Puede recibir aportes como donativos, pero no como publicidad. Esto esta permitido para solventar los gastos que estas generen.

Hecha la ley, hecha la trampa 

La actual ley de Radiodifusión tiene grandes agujeros, por donde los que generalmente viven al margen de lo ilícito, se aprovechan de estos desfasajes jurídicos para cometer sus fechorías. El tema de la religión es una de las fachadas más conocidas que tienen los piratas para instalar una radio comunitaria. Las hay de todas las sectas y credos inimaginables. 

“Lo que sucede es que los responsables de las radios presentan la carpeta con todos los requisitos requeridos y como comprobante reciben una contraseña que no los habilita para operar la emisora en cuestión. Eso sucedió en el Barrio San Roque de nuestra ciudad, donde sacerdotes católicos estaban operando sólo con la contraseña, por lo que todo fue incautado por la fiscalía”, dice el licenciado Roa, de Conatel. 

En otra ocasión, se intervino en el Km. 10, a unos 5 mil metros de la Ruta Internacional, allí, en una casa de madera, funcionaba una radio seudo cristiana, conducida supuestamente por un pastor. Escondidos debajo de una cama, se encontraban 2 transmisores. En la casa vivía una mujer sola, con sus tres criaturas. Se le explicó los riegos que corría de ser fulminada por un rayo. A lo que la mujer contestó: “Estamos en la manos de Dios”. 

¿Cuáles son los perjuicios que ocasionan? 

Nunca sus dueños pagan impuesto, por lo que sus ganancias son prácticamente limpias, ya que es muy probable que piratee también el fuido eléctrico. Ensucian el espectro, encimándose sobre radios legales, distorsionan el sonido de los receptores televisivos e interfieren en los equipos sensibles de los aviones que vuelan bajo o en los mismos aeropuertos. 

Eso sucedió hace 4 años atrás, cuando un avión de la empresa brasilera TAM, se disponía a aterrizar en San Pablo, pero una radio pirata interfirió en sus instrumentos y se estrelló en el momento de la aproximación. Los microondas, los equipos de rayos X, medicina nuclear, equipos de tomografía computarizada y de resonancia magnética, con los consiguientes peligros que conlleva para enfermos delicados y el buen funcionamiento de clínicas y hospitales públicos y privados. 

Sin embargo, a través de la experiencia de los agentes fiscales que interviniesen, siempre aparece un político influyente apadrinando el ilícito. El licenciado Roa, le pide a la población que se acerque a sus instalaciones y haga la denuncia, que es la única manera de acabar con este tipo de ilícitos o bien al número telefónico (061) 501-501, que es una buena manera de empezar a vivir los nuevos tiempos que se avecinan. 

Lucha abierta con la piratería radial

Actualmente quedan unas 15 radios piratas, escudadas tras la forma de comunitarias, siendo sus barrios preferidos, Don Bosco, Ciudad Nueva y San Roque. Tres hechos puntuales hacen que se las pueda combatir mucho mejor. El primero, ya ha dejado de ser un buen negocio, ya que la situación económica reinante, les ha quitado muchos clientes. 

El segundo, estos mismos piden boletas legales, cosa esta, que por supuesto carecen y tercero la coordinación más ajustada entre las denuncias de los ciudadanos, que se sienten perjudicados, la fiscalía y CONATEL. 

Sin embargo, en los últimos tiempos, otro fenómeno ha aparecido con inusitada fuerza. Piratas argentinos de Puerto Iguazú o brasileros de Foz, instalan en nuestra ciudad sus equipos, en base a cierta presión hacia los dueños de emisoras legalmente constituidas y aprovechan los grandes baches jurídicos de nuestras leyes y una buena dosis de impunidad que se consigue “aceitando” todos los engranajes de la gran rueda del sistema. 

Muchas veces, los piratas son avisados, es por eso que generalmente cuando llega la fiscalía, para intervenir, encuentran al local vacío. Prueba fehaciente de cierta complicidad explícita. Otra cosa que ha molestado y mucho, por cierto, es una radio instalada en nuestro territorio, que tiene una transmisión las 24 horas, en idioma portugués. 

Esta radio esta reglamentariamente en forma correcta, sin embargo se contrapone con una disposición que dice que un medio radial debe propalar 80 % nacional y 20% extranjero. Esta contradicción forma parte de un largo rosario de hechos que hacen pensar que las leyes paraguayas son solamente pura letra muerta.

3 comentarios:

  1. Por qué utilizan una foto de Radio Comunitaria Arami dentro de supuesta Radio Pirata?... funcionamos desde hace 18 años, somos de una Asociación sin fines de lucro...

    ResponderEliminar
  2. Para la gente de Radio Comunitaria Arami, su foto aparece como una mera ilustración al tema no como una acusación, ni nada por el estilo, así que, si se han sentido heridos en sus sentimientos, por este mismo medio les pido una y mis disculpas.

    ResponderEliminar
  3. Pero si vamos a combatir la pirateria se tiene que pluralizar no atacar un sector y dejamos los demas, es decir que hay empresas comerciales que mayormente aparecen como legal pero un 80% es ilegal y eso todos sabemos...

    ResponderEliminar