jueves, 9 de abril de 2015

LA LOCA FAUNA DEL FACEBOOK (Parte II)

Aproximadamente en julio de 2014, realice lo que luego sería la primera parte, de lo que creo, una jocosa semblanza acerca de la variada fauna de gente muy loca, con la que alguna vez, nos hemos enfrentado, la soportamos ahora o muy posiblemente la tendremos que aguantar en el futuro. 

En aquella oportunidad me dediqué solamente a clasificar a la loca fauna de esta red, según mi propio criterio y particular punto de observación. En esta ocasión, la cosa será muy distinta. Intentaré colocar aquí todas las manías que tiene esta misma fauna y que realmente, algunas de ellas, me sacan de las casillas. 

Muchas de las manías que mis contactos poseen, saturan mi paciencia y según mi criterio y en determinadas circunstancias, las considero como causa de eliminación de mi lista de “amigos”. 

Como no quiero hacer un verdadero inventario con todas aquellas cosas que me resultan irritantes, ya que prefiero hacerlo más espontáneo e ir citando a medida que los voy recordando. 

La primera cosa que me enfurece es cuando veo que un contacto, está conectado, se le envía un ¡¡holaaa!!, como saludo inicial, y no solo no devuelve el saludo, si no que jamás lo contestará. 

Cuando uno descubre que un fulano no sabe absolutamente nada de nada, sobre lo que está opinando, pero que igual lo afirma de un modo tan categórico, que asustar y por si fuera poco, con un aire de gran superioridad, sin embargo no tiene ningún argumento para sostener lo que dice. 

Odio a aquellos que te piden una explicación bastante larga, a un tema, algo complicado y resulta que por toda respuesta, uno recibe un amarrete y lacónico “OK”. 

Cuando a uno lo busca con insistencia, por el “inbox”, un contacto que jamás lo saludó o que nunca se interesó en lo que usted hace o deja de hacer. 

Que jamás, puso un “ME GUSTA” a cualquiera de sus comentarios, aunque sea por simple cortesía. Entonces uno responde al llamado, solo por curiosidad. 

Con las primeras palabras del otro, usted ya siente lo meloso que el tipo es, e intuye que lo es, porque precisa de usted. 

Parece que aquel se enteró por casualidad, que usted es especialista en algo y como cree que por ser contacto ya tiene ganado algún derecho, le pide con mucha deferencia que lo ayude. Luego de hacerlo, la tierra lo tragará y jamás volverá a saber de él o ella.

Realmente me revienta aquellas personas que te insisten para que las aceptes y cuando lo hacés, ni siquiera tienen la delicadeza de darte al menos, un saludo de bienvenida. 

Pero no solo eso, si no que te ignora olímpicamente. Entonces uno se siente en realidad, un imbécil ocupando solamente un número, en la estadística del otro. 

Odio a aquellos personajes, que cuando le decís algo que no les gusta o va en contra de sus intereses, en un simple comentario, enseguida ya te descalifican. Te ponen un rotulo bien grande en la frente. 

Se irritan y buscan aliados que también lo toman como algo personal, como si fuera una verdadera Cruzada, en vez de un simple intercambio de opiniones. 

Me aborrece que haya gente que jamás da una opinión y que cuando lo hace, responde con un simple y antipático “emoticon”, con aspecto de “minion”, abortando cualquier comienzo de buen diálogo. 

Me molesta terriblemente que la gente copie “frases célebres” que nunca recordará, en vez de intentar dar una opinión propia, sobre cualquier cosa. 

Me indigna como continuamente me envían invitaciones para jugar a unos juegos realmente antipáticos y adictivos. Y eso que les pido encarecidamente a mis contactos que no lo hagan, ya que eso me disgusta. 

Me resulta altamente ridículo, aquellos contactos que siempre llegan tarde a las noticias y suben esa misma “novedad” luego que todo el mundo ya lo hizo. 

Me da nauseas ver como algunos de mis contactos o sus amigos, tienen horrores ortográficos, siendo muchos de ellos muy buenos escritores, excelentes periodistas, y conocidos profesionales universitarios de distintas disciplinas. 

Pero el solo hecho de ver como muchos de ellos escriben, como si fuera a propósito, me deprime. 

Sin contar con que muchos usan palabrejas que no figuran en ningún diccionario o bien vocablos en inglés, habiendo equivalencias en castellano. Como el caso de “bullying” que perfectamente se puede decir, en nuestro idioma “Acoso Escolar”. 

Otro capítulo aparte se lo llevan aquellos que usan y abusan de la @ como si fuera una letra más de nuestro abecedario. 

Todo esto es por culpa de la estúpida teoría feminista de la integración de género. Sin embargo la gramática no tiene la culpa que gente estúpida siga modas imbéciles. Porque esto se soluciona muy fácilmente, solo colocando amigos/as. Muy simple es la cosa, a menos que la haraganería los venza. 

No soporto el hecho que un contacto hable en clave solo para 5 ó 6 amigos suyos y que el resto de la gente, no pueda colocar un comentario, ya que de inmediato queda totalmente descolocado. Para eso está el “inbox”.

Se me revuelven las tripas cuando encuentro a ciertos contactos monotemáticos que solo colocan esas frases prefabricadas de autoayuda, tipo Paulo Coelho. 

Sin saber que este personaje tiene más de 40 juicios por plagio en varios estrados judiciales del planeta, incluso plagiando a un cuento de Jorge Luis Borges, con el que ha escrito su famoso libro “El alquimista”. Juicio que aún hoy, está pendiente de resolución. 

No me quiero olvidar de las adolescentes y de algunas que ya han dejado de serlo hace un tiempito, y que abusan hasta el cansancio, al tomarse fotografías a sí mismas o como se dice ahora, de las famosas “selfies”. 

 Se las puede apreciar en todas las posiciones posibles, casi siempre con sonrisas forzadas y mostrando los dientes brillantes como propaganda de dentífrico. 

Otras más osadas aprovechan a estrenar ropa más ajustada, como para que todos sepan que aún conservan sus otrora curvas. 

Me resultan muy molestos aquellos contactos que clausuran sus muros, como si de ello dependiera sus vidas, es un autismo no oficial hacia quienes los rodean. 

Pero mucho peor me resultan esos dementes que usan pseudónimos tales como “Brisas del Mar”, “Orgasmos poéticos”, ”Nomeimportanada de Nada” y demás motes basura. 

Espero que esto les haya gustado, pero también, haberlos hecho pensar, aunque sea un poco.

1 comentario:

  1. Que loco.... Te inspiraste en mi parece.... Me gustó..... Sencillamente llamar las cosas por su nombre!

    ResponderEliminar