lunes, 13 de junio de 2016

NO ES FÁCIL SER MUJER

Desde su mismo nacimiento, ellas soportan la enorme presión de ser mujer, ya que como verán más adelante, siempre es mucho más complicado que ser varón. 

Este comentario no debe ser tomado como una crítica hacia ellas, sino un reconocimiento a su valentía y decisión, al rebelarse contra decenas de leyes no escritas que la misma sociedad, a través del tiempo, le ha impuesto. 

La primera persona en enseñarle esas mismas ridículas reglas será su la propia madre. 

La primera persona machista quien le enseñará sistemáticamente todos los lineamientos a seguir durante el resto de su vida. 

Lo primero que la niña aprenderá es que ella se mata haciendo los quehaceres domésticos, mientras que sus hermanos varones haraganean. 

La misma madre les inculca a que limpien, hagan la cama, planchen la ropa y hasta lustren los zapatos de sus hermanos.

Preparen su desayuno y todos los alimentos que estos precisen, solo porque son los varones de la casa. Que fue mi caso, ya que cuando me fui a estudiar a otro país y no tenía a nadie cerca, tuve que valerme por mi mismo. Mi mamá no me preparó para salir al mundo.

Durante los primeros 6 meses, allí, me sentí un inútil y le reclamaba a mi mamá, por carta, no haberme enseñado a ser autónomo e independiente, como a mi hermana. 

No sabía barrer ni hacer un huevo duro. Hasta el agua se me quemaba. Luego, con el tiempo, iría aprendiendo a los tumbos. 

Sin embargo fue el machismo materno, el que tanto me perjudicó. 

A partir de la primera menstruación y el nacimiento de los primeros pelitos púbicos, los consejos maternos se harán más seguidos, en las nenas, cosa que se intensificará en el momento que quiera ir a bailar. 

A partir de ese momento, la madre será una máquina de dar consejos, quieran o no oírlos. 

“Siempre tenés que cuidarte cuando salgas con un muchacho”, “No vayas con una falda muy corta, ni tan ajustada, poco escotada, y que para nada sea transparente, porque esa es ropa de puta”. 

“El hombre siempre actúa por instinto”. “Y si te vestís así, es como que estás pidiendo que te violen”. “Luego no te quejes que pasa un tipo y te toque el traste, porque no podes reclamarle, ya que lo provocaste”. 

“Si vas a ir a bailar, ni se te ocurra tomar”. “Si te emborrachas, y te violan, no podes ser caradura y reclamar”. “Si vas medio en bolas te mereces que te pase algo o vos queres que te violen”. 

“Tomar es de gente baja y las putas lo hacen.” “Queda muy feo andar con condones en la cartera, eso es de prostitutas”. “Yo sé que vos no queres ser una ramera”. 

“Siempre la mujer debe cuidar su reputación”. “Por favor, evita ser una promiscua”. “De lo contrario, ningún hombre se va a casar con vos”. 

“Los varones no quieren a las chicas que andan siempre por las calles”. “Eso no significa que vivas recluida en un convento”, “De esa manera no vas a conseguir enganchar a un pretendiente”. 

“Por más caliente que estés, nunca tengas sexo en la primera cita”. “El varón no quiere meterse con mujeres tan fáciles”. “Seguro que piensa que si lo hace con él así, lo hace con cualquiera”. 

“Si tenés la mala suerte que te violen, que nunca se te ocurra abortar”. “Pensá que la pobre criatura no tiene la menor culpa de lo que pasó”. 

“Cuando te cases no seas una coneja, con muchos hijos a cuesta”. “¿Cómo es que no te vas a casar? “Todas las chicas viven ilusionadas con el casamiento”. 

Pero se es madre durante toda la vida, del mismo modo que sus consejos; que buenos o malos seguirán taladrando su personalidad sin permitir que se aprenda de los propios errores. 

“Ya casi un año que te casaste y todavía no tenés a un bebé”. “Todas las mujeres deben tener hijos”. “Cuidado, no engordes mucho después de parir a tus hijos”. 

“Al varón de ninguna manera le gusta la mujer gorda”, “Esas parecen dejadas”. “No te olvides que él sale a la calle y ahí tenés mucha competencia”. “Luego no te vayas a quejar si te meten los cuernos”. 

“Nunca adelgaces demasiado”, “A los varones les encanta que las mujeres tengan buenas curvas”, “¿Cómo es que ya no te gustan los varones?”. 

“¿No me vas a decir que ahora te volviste lesbiana?”. “Vos no podes ser una lesbiana”. “Todas las lesbianas son muy promiscuas”. 

“Todas las bi son unas cínicas y desfachatadas”. “Algunas mujeres van por la vida con esas estupideces de ser lesbianas o son bi solamente porque nunca un varón tuvo sexo con ellas, como Dios manda. 

“¿No querían las mujeres tener los mismos derechos?, bueno, entonces andá a trabajar”. “Pero si trabajas tanto como un hombre, pero ganas menos, no te quejes”. 

“Los varones siempre se achican cuando una mujer gana más que ellos”. 

“Pero si eso pasa, no se lo cuentes a nadie, si se entera tu marido, seguro que se va a deprimir”. 

“Para eso tenés que estudiar”. “Al varón no le gusta que su mujer sea una burra”. “Solo con recibirte y tener un título, ya es suficiente”. 

”Eso de los posgrados, las maestrías y los doctorados ya es como mucho”. 

“Los hombres se asustan cuando sus mujeres son más inteligentes que ellos”. “Eso es peligroso y los espanta”. 

“Olvidate del Feminismo eso es cosa de lesbianas”. “De ninguna manera podés ser una lesbiana”. 

“Si queres igualdad con el hombre enrólate en el ejército”. “Nada de futbol, cigarrillos ni videojuegos, esas son cosas de machos”. 

“No hay varón que no se moleste cuando una mujer sabe más de deportes que él”. “El hombre se enoja cuando una mujer discute cosas de hombres”. 

“Si tu marido te pegó es porque lo provocaste y en vez de callarte, le contestaste”.”No seas una prostituta pero tampoco tan puritana”. ”No engordes mucho pero tampoco seas una flaca huesuda”.

“Si usas una ropa muy provocativa, seguro que te van a violar o te van a dar una paliza”. “Tampoco te vistas como monja, si no jamás vas a conseguir un marido”. “No exijas derechos, ni cuestiones, ni reclames, solo tendrás más problemas”. 

“Solo cumplí con tu rol de mujer. Tu rol de novia. Tu rol de esposa. Tu rol de madre. El resto no importa mucho”. 

Estos son los probables consejos contradictorios de muchas madres que constantemente presionan a sus hijas, convirtiéndolas en mujeres inseguras. 

Resultando al final contraproducente. La mujer debe atravesar por muchas presiones y sin una guía coherente tomara el camino más largo y difícil de la vida, condenándola posiblemente al fracaso personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario