domingo, 23 de octubre de 2016

ATLETAS FAMOSOS QUE TERMINARON EN LA MISERIA

José María Gatica 
Todos ellos fueron exitosos en sus respectivas disciplinas, ovacionados por miles de fanáticos. 

Tenidos como ejemplos para la juventud y muchos empresarios han querido promocionar sus productos con sus nombres. 

Algunos se deslumbraron con la fama y comenzaron a ser dominados por una rara mezcla de ridículos caprichos, un egocentrismo desmesurado, su ignorancia para utilizar sus ganancias o bien confiárselo a quien no debía. 

En su momento, gozaron al máximo del dinero ganado, de la fama conquistada, de los viajes a lugares paradisíacos, los mejores restaurantes. 

Scottie Pippen
Así como de los hoteles más lujosos, los autos deportivos exclusivos, mujeres despampanantes y una gran cantidad de seguidores. Cosa que ningún mortal promedio podría logar. 

Para luego perder todo lo que habían ganado debido a sus desordenados estilos de vida. 

Graves transgresiones a la ley, catastróficos divorcios, el alcohol, las drogas y el abusivo derroche de dinero, son algunas de las razones por las que muchos deportistas terminaron en la calle. 

Da mucha tristeza ver caído a quien en su momento, nos hizo vibrar de emoción, a quienes nos gusta con pasión el deporte, de cualquier disciplina. 

Manuel F. dos Santos - "Garrincha"
Les quiero dar a conocer una resumida lista de aquellos deportistas, que en su momento, nos deleitaron con su maravilloso arte, no importando a que disciplina deportiva, se haya dedicado. Y comenzando por uno de los casos más dramáticos y que siempre me sensibilizó hasta casi las lágrimas. 

José María Gatica: Siendo mucho más conocido como “El Mono” Gatica. Considerado como uno de los mejores boxeadores argentinos de toda la historia.

Realizó 96 combates, de los que ganó 86 (72 por nocaut). 

Marca aún no superada. Fue el niño mimado del presidente Perón, quien le daba dinero, luego de cada pelea. Ganó una verdadera fortuna, para su época. 

Evander Holyfiwls
Sin embargo, por su vida desordenada y mal administrada, terminó en la más pura miseria. 

Mientras subía y bajaba de un ómnibus de pasajeros, vendiendo sus famosos muñequitos de colores, tuvo la mala suerte que su mano resbalara del pasamano, cayera bajo las ruedas del vehículo. Tenía apenas 38 años. 

Scott Pippen: Es uno de los grandes del básquet de EEUU, figurando en el Salón de la Fama. Ganó 6 torneos con los Chicago Bulls. 

No permitió que lo asesoraran en varias inversiones, donde perdió más de 120 millones de dólares. Que incluyen una compañía de aviación, un restaurante de alta cocina y en la construcción de un complejo de lujo que fracasó. Luego de quebrar, no le quedó más remedio que jugar en varios equipos modestos de Finlandia. 

George Best
Manuel Francisco dos Santos: Más conocido como “Garrincha”. Fue el mejor jugador de su época, aún por encima de Pelé. 

Murió en la extrema pobreza, a los 49 años de edad, luego de haber dilapidado todo el dinero ganado, en fiestas, mujeres, alcohol y tabaco. 

Cuentan que en varias oportunidades le pidió ayuda al amigo de toda la vida: Pelé, pero este se la negó rotundamente. 

Mike Tyson
Evander Holyfield: Fue 4 veces campeón del mundo de boxeo en varias categorías y bronce en los JJOO de Los Ángeles (1984). 

Durante su carrera amasó una fortuna calculada en 250 millones de dólares. Esta se esfumó en fiestas privadas, autos de lujo. 

Siendo su mayor inversión, una mansión de 109 habitaciones, 17 baños, sala de cine y una piscina olímpica de natación. En el 2008 se declaró en quiebra, 

Un banco le remato esta misma propiedad, situada en Atlanta, por la que había pagado 10 millones de dólares. 

Salvador Cabañas
George Best: Probablemente el mejor jugador de fútbol norirlandés, quien junto con Bobby Charlton y Denis Law formó el tridente ofensivo más agresivo en la historia del Manchester United. 

El Balón de Oro fue suyo en 1968. Ganó una considerable fortuna, a la que derrochó con ostentosas fiestas, mujeres, alcohol y autos de carrera. Pero finalmente fue el alcoholismo quien lo llevó a la tumba. 

Iván Zamorano
Mike Tyson: Siendo un pequeño delincuente, con un origen muy humilde, logró ganar más de 300 millones de dólares como boxeador profesional. 

Eso no le impidió que en el año 2003 se declarara en quiebra. Todo su dinero se había evaporado en joyas, ropa de diseñador y su adicción a la cocaína.

También al contratar a un ejército de abogados que lo defendieron de una acusación por violación. Actualmente se gana la vida dando charlas y participando en eventos especiales. 


Andreas Brehme
Salvador Cabañas: Fue una estrella rutilante en el América de México y en la selección de Paraguay. Pero la mala fortuna quiso que este delantero, recibiera un disparo en la cabeza, en una discoteca de México. 

El episodio fue muy confuso y llamativo, pero logró al menos salvar su vida. 

A todo esto, entre su esposa y su representante, le sacaron casi todo su dinero, mediante sórdidas artimañas. Hoy día trabaja en la panadería de la familia. 

Añadir leyenda
Iván Zamorano: Máxima estrella del futbol chileno, realizó una brillante carrera en el Real Madrid, de España, y el Inter, de Italia. 

Su salario en el Inter era de 2,5 millones de dólares, más extras, por temporada. Sin embargo sus deudas suman más de 3 millones de dólares. 

Por lo que debió desprenderse de su casa, 14 departamentos, un lujoso automóvil y todavía no cubre la mitad. 

Marion Jones
Las drogas, la toma de malas decisiones financieras, inversiones utópicas, estafas, problemas judiciales y pésimos arreglos durante el divorcio conyugal son algunas causas por la que estos deportistas terminaron en la absoluta pobreza. 

Como el caso del alemán Andreas Brehme, campeón del mundo en Italia 90, a quien le ofrecieron lavar baños para mantenerse. 

El ídolo inglés Paul Gascoigne, que fue desalojado de su casa por ruidos molestos. Hoy vive hospitalizado debido a su adicción al alcohol y a la cocaína. 

Oscar de la Hoya
Marion Jones que debido al dopaje, tuvo que devolver sus medallas olímpicas ganadas en Sidney 2000. 

Además de las multas, sus entradas se redujeron a cero. Incluso tuvo que vender la casa de su madre para poder sobrevivir. 

Pero existe una contracara en todo esto, ya que no todos son caprichosos ni se dejan dominar por su narcisismo y su bajo nivel cultural. 

Al contrario, por lo general tienen un bajo perfil. 

Además de buenos deportistas son excelentes empresarios como el caso de Leonel Messi e Iker Casillas que tienen exitosas empresas inmobiliarias. Andrés Iniesta es dueño de varias bodegas. 

Michael Jordan es dueño de los Charlotte Bobcats, de un restaurante y de una línea de zapatillas que lleva su nombre. 

Venus Williams está conectada con el mundo de la moda y es propietaria de una línea de ropa deportiva y otra de diseño arquitectónico para interiores. 

Óscar de la Hoya creó la promotora de boxeo “Golden Boy Promotions”, única en todo el mundo que es propiedad de un hispano. 

Cuando se apaga la potencia de los músculos debe primar la razón y el conocimiento, así de simple.

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo. El problema es que si no se tienen los cimientos psicológicos para enfrentar la fama, cuando la burbuja del éxito se pincha la caída es estrepitosa y nadie, nadie de los que aplaudían y querían emular en su momento se acordaran de ellos.

    ResponderEliminar