domingo, 7 de enero de 2018

HOLLYWOOD - DE SUEÑO A PESADILLA (Parte I)

El cine, es la mayor expresión artística en el que convergen todas las otras disciplinas. La actuación, la declamación, la escenografía, el sonido, la música ambiental, las canciones, la fotografía, el maquillaje, los efectos sonoros y visuales, entre otras, quienes en conjunto, son las que crean la magia que atrae al espectador.
 
Este deberá quedar atrapado por un espacio de tiempo determinado, bajo el influjo maravilloso de una narración que deberá envolverlo hasta el final. 



Y para que esto ocurra, cientos de personas ponen todo lo mejor de sí, para crear tal efecto.

 
Siempre dirigidos por un director que a su vez responde al dueño o los dueños del estudio cinematográfico.

 
Entre tantas personas siempre existen aquellos que transgreden las normas básicas de convivencia y creen que con tener dinero, fama y poder, pueden arrebatarle los sueños y las esperanzas a los que recién empiezan una carrera. 
 
Actores renombrados, directores muy talentosos y empresarios cinematográficos exitosos, de la noche a la mañana, se transformaron en unas bestias desalmadas que aprovechando la ingenuidad de sus víctimas, les cayeron encima.
 
Sean estas jovencitas sin experiencia actoral o de vida o muchachitos con tantos deseos de sobresalir, en un medio tan difícil, que no vieron el peligro que los acechaba. Pero en caso de hacer una denuncia, ¿Quién les creería? 
De los cientos de acusaciones hechas, fueron muy pocas las que prosperaron, posiblemente porque hasta no hace muchos años atrás, el acoso o la violación eran vistos como simples delitos.
 
Mientras que hoy, tales hechos son caratulados como crímenes.

 
Quiero que conozcan sucesos resonantes que han conmovido al mundo del espectáculo, ya desde el mismo nacimiento del cine.
 
 
Un poco para que tengan un cierto conocimiento del tema y otro para compartir conmigo, ese sentimiento de desilusión ante tantas gente conocida que ha perdido su brillo por este mismo asunto. 

1.- “Fatty” Arbuckle: Excelente actor cómico, mucho más famoso que Charles Chaplin y Buster Keaton, en los inicios del cine.
 
Sus películas se vendían a los distribuidores, como pan caliente y fue el primer actor millonario en su época.
 
 
Pero en 1921, durante una fiesta, Arbuckle llevó a su dormitorio a Virginia Rappé una joven modelo y actriz.
 
Al cabo de unos minutos, se escucharon gritos desgarradores. Días después, la actriz fallecía por tener la vejiga destrozada. 

Luego de tres juicios, “Fatty” fue absuelto de una posible violación y homicidio. Pero a pesar de haber quedado en libertad y sin mancha, sus seguidores nunca se lo perdonaron y cambiaron del amor, al más absoluto desprecio.
 
Al mismo tiempo la Paramount rescindió el contrato que los ligaba, por una cláusula moral. Murió a los 46 años.
 
Según su amigo, Buster Keaton, la injusticia de Hollywood fue quien lo mató, al boicotear sus trabajos y a quien lo ayudara. 

2.- Charles Chaplin: Fue un actor, director, escritor, productor y compositor inglés; considerado como la figura más representativa del cine mudo y un genio dentro de la historia del cine.
 
El escritor norteamericano Kenneth Lynn, cuenta con detalle, todos los casos en los que se vio Chaplin involucrado con niñas, ya que lo sitúa como a un vulgar pederasta.

Lynn es también profesor de Historia en la Universidad Johns Hopkins, de Washington. 

Asegura que todos los biógrafos de Chaplin “escondieron esto del gran público, tal vez, por un sentimiento errado de lealtad” hacia este hombre. Pero su obsesión sexual hacia las niñas, fue agravándose conforme fue envejeciendo.



Sus padres eran artistas de variedades, que vivían en la más absoluta pobreza. Con un padre alcohólico y una madre esquizofrénica.

La primera víctima conocida fue Lillita Grey, quien estuvo casada por poco tiempo con Chaplin. Él la conoció cuando rodaban “The kid” 

Ella tenía 12 años y era extra en dicha película. Él, de 32 años, en 1921, y le crea una escena adicional, la de un ángel con cierto tinte erótico.



La pareja se casó, pero en cuanto ella quedó embarazada, Chaplin perdió el interés por ella y se divorció.

Otro matrimonio fue con Mildred Harris, que también era una niña.

Por aquel entonces corrió el rumor que Harris tenía 16 años, cuando la pareja tuvo su primera relación sexual.

 Muchos años después, ella diría a la prensa, que tenía 13 años, lo que generó un gran escándalo.  El escritor Lynn y Kenneth Anger, otro biógrafo de Chaplin, descubrieron que otra de sus parejas, Mabelle Fournier, perdió su virginidad con el cómico, cuando ella tenía solo 10 años.
 

Pero su obsesión por las jovencitas lo persiguió hasta sus últimos días.
 
 
Su última esposa, Oona O’Neill, tenía 18 años cuando conoció a su futuro marido, que por entonces tenía 54. 
 
 Lynn cree que Chaplin se refugia en Suiza, a partir de 1952, para no enfrentar cargos de pedofilia, y no su supuesta ideología comunista, como siempre se pensó. 

3.- Shirley Temple: La actriz y bailarina infantil Shirley Temple, quien supo brillar en la década del 30, no se salvó de ser víctima de un desubicado.

 
 
Según ella misma cuenta en sus memorias “Child Star”, un muy conocido productor de MGM, famoso por tener un sofá solo para jovencitas, desabrochó su bragueta y directamente le mostró sus genitales.
 
 
Esto ocurrió durante su primera reunión en 1940.
 
 
Shirley, que luego sería diplomática norteamericana, solo atinó a reírse a carcajadas, por lo que el hombre ofendido, la echó violentamente de su despacho.
 
 
Ella aún era una niña de 12 años.
 
 

4.- Judy Garland: Para esta excelente actriz, cantante y bailarina, las cosas fueron totalmente distintas.

Durante el rodaje de la película “El Mago de Oz”, la actriz debió de soportar un verdadero suplicio, pero esta vez, por parte de sus propios compañeros de trabajo. 

En realidad, ella jamás quiso comentar esto con la prensa. Lo hizo Sid Luft, quien fuera el tercer marido de la actriz, a través del libro “Judy y Yo: Mi vida con Judy Garland”. 

 

Allí hacía resaltar el hecho que su mujer fue constantemente acosada por los actores que interpretaban a los “Munchkins”, esos enanitos que guiaban a Judy hasta Oz.

Sin embargo estos actores que ya tenían alrededor de 40 años, le hicieron vivir momentos espantosos durante gran parte del rodaje.

Llegando varias veces a ponerle las manos por debajo del vestido. En aquella época la joven actriz solo contaba con 17 años. Judy Garland nunca hablo de este tema ni con la prensa ni con sus amigos, solo un par de veces dijo que los enanos eran todos unos borrachos. 
 

Nunca pensé escribir este tema, ya que me toca muy de cerca.

Viví 6 años en Hollywood, durante mis estudios universitarios, y esto no pasaba de rumores sin fundamentos.

Pero nunca me imaginé que detrás de esa fábrica de sueños se escondiera una horrible pesadilla, tanto para mujeres como para varones.

La desilusión de saber que tantos actores y actrices fueron víctimas o cómplices de esas prácticas inmundas me provocó una amarga sensación de total decepción. Pero prometo que la continuación será mucho más incisiva cruda y descarnada que esta. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario