lunes, 1 de enero de 2018

LOS MILLENNIALS o LOS CHICOS DEL FUTURO


Desde hace dos años que escucho esta palabrita y por falta de tiempo e interés, la dejé pasar. Y lo hice porque, los que me conocen saben que no mezclo ingles con castellano, a menos que no hubiera una palabra que la substituya.
 
 
Un ejemplo es BULLYING usada en vez de nuestro ACOSO. Distinto es el caso de MOUSE, que no tiene un equivalente, ya que decir “arrastrar al ratón” queda ridículo.

Así que comencé a buscarle un equivalente y aún no lo pude encontrar.


Pero vayamos al punto. Se les llama Millennials a una franja de muchachos y chicas menores de 30 años, que tienen características muy particulares y un interesante denominador común.
 
Todos ellos nacieron en familias con una posición económica holgada. Son muy individualistas, ya que se niegan a trabajar en equipo.

Son sumamente inteligentes, con una visión muy original de todo lo que los rodea. Son caprichosos y cambian rápido de humor cuando no los escuchan o descartan sus ideas.
 
Se visten de un modo fácilmente reconocible, imponiendo la moda entre los demás adolescentes.
 
No tiene paciencia y no les gusta el orden verticalista de las oficinas convencionales. Es por eso que no encuentran un trabajo a su medida, independientemente de la actual falta de empleos a nivel mundial.

Tampoco les gusta recibir órdenes de un jefe, por lo que generalmente el Millennials, emprende su propio camino,
 
Es por eso que la mayoría monta su propia empresa, como único dueño o bien se asocia con varios de sus colegas de la universidad.
 
Esa es otra de sus características, casi la totalidad de ellos tienen una excelente preparación académica, egresando con notas sobresalientes.

Los más jóvenes trabajan en algún puesto solo buscando tener experiencia, ya que sus conocimientos son puramente teóricos y quieren ver y palpar una realidad que desconocen.
 
Así ellos pueden sobrevivir en una época mucho más hostil que en la que ellos nacieron. Tienen la capacidad de absorber una gran cantidad de conocimientos como lo haría una esponja con un líquido.
 
 
En este aspecto son incansables. Jamás traicionan sus principios, a tal punto que prefieren no trabajar antes que hacerlo en un empleo que no les guste o estén incómodos.

Se les puso Millennials porque estos jóvenes pasaron a la etapa de adultos junto con el nacimiento del milenio.
 
Sin embargo atrás de ellos viene otra camada que se supone será muy superior y fueron los que nacieron entre 1985 y 1995.
 
Mi generación nació con la televisión, que era en blanco y negro y cuando llegaron las computadoras, tuve forzosamente que actualizarme o dejar que me comieran las polillas y las telarañas.

Mientras que ellos nacieron con un ordenador en el pañal y sin esfuerzo, aprendieron a utilizarla como cualquier jueguito infantil.
 
Este es un fenómeno mundial y es por ello que se han realizado varios estudios serios y sondeos para tratar de analizar un fenómeno social nuevo y que puede traer implicancias asombrosas en un futuro cercano.
 
Según cifras tentativas de la UNESCO, hay unos 1800 millones en el mundo, solo en EEUU podrían vivir unos 85 millones según el Washington Post.

Su gigantesco ego les hace decir cosas que no siempre están lejos de la verdad, como que “el jefe tendría que aprender más de mí”.
 
Y podría ser, ya que ellos dominan la parte tecnológica al dedillo y tienen una visión más desprejuiciada de la cosa.
 
Hacen simple lo que los “viejos” complican. Les encanta ganar la vida, pero también disfrutarla, cosa que sus padres solo se concentraban en el trabajo y postergaban el resto de su vida personal.

Otra característica de los Millennials es que les encanta un ambiente laboral distendido y más flexibles que en otros puestos de igual jerarquía.
 
Adoran trabajar en jean o ropa informal y no con saco y corbata como lo haría un ejecutivo convencional.
 
Casi no existen empleos para ellos, porque a pesar que están siempre sobre calificados para cualquier puesto jerárquico, los ponen en tareas como encuestas telefónicas o en la red.
Encima les pagan una miseria considerando su capacidad. Por lo que deciden emprender nuevos caminos, buscando su propio espacio, por su cuenta o asociado a otros que sientan y piensen como él o ella.
 
 Las 100 compañías más grandes del planeta, se han dado cuenta de ello y están tomando nota.
 
No pueden dejar que tanto talento se desperdicie o emigre hacia otras áreas. Por este mismo motivo que las corporaciones ya han trazado una estrategia común para captar Millennials.
 
 
Que es crear nichos dentro de sus empresas donde puedan ocupar puestos de trabajo, los chicos de la próxima generación.

Es que se han dado cuenta que en un mercado cada vez más competitivo, se necesitan operadores que dominen la sofisticada tecnología actual, empleándola con inteligencia, una osadía medida y con una capacidad creativa que sea original.
 
 Estos chicos tienen una habilidad única que sus padres nunca tuvieron. Pueden realizar múltiples tareas al mismo tiempo, sin perder la concentración.

 
Un ejemplo muy claro de esto, lo puede ver en cualquier estudiante secundario, que está haciendo un trabajo práctico en su computadora, con los auriculares puestos y oyendo música de una Memoria USB (pendrive), puede ser que incluso, con un solo ojo, mire una serie en el televisor, todo esto sin dejar de chatear con alguna “amiguita”.

Esa facultad que tienen de pasar de un tema laboral, a uno sentimental y de ahí a gratificarse con algo personal, sin perder el hilo ni la concentración, es lo que más les interesa de ellos.
 
Y lo mejor del caso es que todo lo hacen medianamente bien, sin perder de vista, su objetivo principal, que es su trabajo.

Para comprender más al Millennials, ellos son el resultado de la generación del divorcio y encajar, de golpe, en una nueva familia.
 
Si bien les encanta viajar, se han vuelto temerosos ante la inseguridad urbana y prefieren estar encerrados a ser robados y maltratados por un miserable par de zapatillas.
 
Por ese mismo motivo ya no juegan en la calle a la pelota, prefieren el fútbol en un videojuego. Optan siempre vivir solos, a su manera, que en la familia paterna y tragarse reglas ridículas y obsoletas.

La misma libertad la buscan en el plano laboral, ya que ellos prefieren horarios elásticos y un buen ambiente de trabajo por encima de la remuneración, todo lo contrario que las generaciones anteriores.
 
No les interesa jubilarse luego de 30 años en una sola empresa, sino explorar constantemente nuevas opciones. Porque ellos viven buscando nuevos desafíos que vencer y eso es lo que tanto los estimula y alienta a seguir caminos no trillados.

Espero haberles aclarado un poco el tema y que juntos hayamos aprendido algo de lo que sucede actualmente y es el futuro cierto a venir. Si notaron que el relato no tiene cierta ilación, no se asusten, es así como ellos viven y actúan, solo quise imitarlos nada más. 



1 comentario:

  1. Sí pero no. Millennial no debe confundirse con la ''tribu urbana'' de los llamados ''hipsters'', que si bien, están dentro de la generación millennial, no describen a todos los que pertenecen a la generación que abarca a los nacidos desde 1980 al 2000: chicos y chicas de distinta posición económica, criados en los albores de la comunicación digital, nuestra niñez y adolescencia fue marcada por acontecimientos como el 11 de septiembre del 2001, la crisis económica mundial del 2008 y la guerra en Medio Oriente. Saludos!!

    ResponderEliminar