jueves, 3 de febrero de 2011

LA MUERTE RONDA CALLES Y RUTAS DEL PAÍS - PARTE II

Cascos. Es recomendable el uso de cascos bien diseñados para reducir el riesgo de heridas graves en la cabeza,  en caso de producirse un accidente. Una excusa común para evitar su uso es que son incómodos y demasiado caros. Su utilización es obligatoria en todos los países del mundo.

• Cinturones de seguridad. El uso de cinturones delanteros y traseros, reduce la gravedad de las lesiones en las colisiones frontales  y disminuye en 61% el riego de fallecimiento. Y su negativa a usarlo es riesgosa en los niños ya que aumenta el riesgo de lesiones lumbares y cervicales. 

Asiento para niños. Las criaturas menores de tres años, deben contar con un asiento especial, sujeto en los asientos posteriores. Bajo ningún motivo deben sentarse en el regazo del conductor y peligroso en el asiento del acompañante.

  Distracciones.  Las principales podrían ser mandar y recibir llamadas o mensajes por celular. Música fuerte dentro de un habitáculo pequeño. Ver y escuchar video, jugar videogames, o conversar con varios acompañantes. Estar atento a los vehículos que vienen de frente, los que pueden salir por una bocacalle o cruce de carretera,  los que pueden venir detrás e intentan adelantarse. Distraerse para cambiar de estación de radio o mudar de CD.

  Estado de las calles y rutas. Se reducen los accidentes de tráfico optimizando el diseño y el mantenimiento de las calles. Es fundamental mejorar las señalizaciones e indicaciones. Los baches deben ser reparados inmediatamente antes que se conviertan en trampas para automovilistas desprevenidos. La ampliación del ancho de la capa asfáltica reduce en un 80% la probabilidad de un choque por adelantamiento. Crear banquina cómodas en caso de detención.

  Bomberos y Paramédicos. La tarea de los   bomberos es ayudar a las personas que han sufrido lesiones o quedaron atrapadas durante el accidente. Con herramientas hidráulicas, liberan a los accidentados de los hierros retorcidos. Los paramédicos, la misión de hacerlos llegar con vida a un centro médico.

Aplicación de normas de seguridad vial. La introducción de normas mínimas de seguridad vial (límites a la velocidad, normas contra la conducción en ebriedad, concesión de licencias con examen a conductores y vehículos, etc.) son elementos fundamentales para el éxito de las estrategias a fin de reducir los  accidentes de tráfico. Los controles tanto en ciudad como en rutas no deberían ser esporádicos y si constante a fin de evitar que los automovilistas hagan lo que quieran.

Falta de programas de inspección de vehículos. La falta del mantenimiento adecuado de los vehículos es un factor de riesgo que también contribuye al problema. No existen normas de inspección que requieran un registro anual de los vehículos. Esto se debe a falta de capacitación para el personal de inspección, insuficiencia de recursos y/o la baja prioridad que se da a este problema.

Centro de Emergencias Médicas
Depto. de RRPP de la Policía Nacional.

Encuesta de 2.740 casos mortales de accidentes entre 06/2004 y 06/2005.

EDAD
PERSONAS
     % 
00-04
                 41
    7,5
05-09
                 74
 13,5                 
10-14
               110
  20,1
15-18
               323
  58,9
TOTAL
               548

100,0 


MOTIVO PERSONAS % 
Velocidad            24945,5
Adelant..            12222,3                 
Alcohol              9918,1
Distrac.              8814,1
TOTAL            548100,0


Si bien algunos de estos datos estadísticos se encuentran ultrapasados, a la fecha. Se debe decir que los accidentes de tráfico se han constituido, por desgracia, en la primerca causa de muerte en Paraguay . Pesando varias causas.
  • No existe  conocimiento de las leyes de tránsito.
  • No existe exámen para obtener el carnet de conductor
  • El alcohol involucra al 90% de los accidentes urbanos y ruteros.
  • No existe una verificación técnica anual de los vehículos que los habilite a circular
  • Los menores de 18 circulan con el consentimiento de los padres, pero no siempre habilitados por las autoridades competentes.
  • Muchos menores de 14 años conducen a muy alta velocidad por el casco urbano
  • La Policía Nacional no interviene porque la mayoría de los muchachos son hijos de prominentes personalidades la ciudad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario