sábado, 22 de enero de 2011

PARAGUAY Y EL PETRÓLEO - PARTE I

Conspiración de compañías multinacionales
le impiden explotar su petróleo.

Paraguay podría ser mucho más rico que Venezuela, pero una conspiración gestada por las “Siete Hermanas” y gente que se esconde entre las sombras, le priva a nuestro país de 10 mil millones de dólares del ingreso al año, fácilmente, con la comercialización del denominado “oro negro”. Con la reserva que habría, en algún rincón del territorio nacional, se lograría producir 200 mil barriles diarios.

Uno de los misterios más celosamente guardados por Washington, son las fotos, tomadas por los satélites espías, con cámaras con rayos infrarrojos. A partir de estas fotos, se han realizado planos que muestran la riqueza del subsuelo, de todos los países del mundo. Paraguay no es la excepción a la regla.


Por lo que se abre la gran probabilidad que nuestro país tenga guardado en su subsuelo, una cantidad increíble, en barriles de petróleo y millones de metros cúbicos de gas natural, a la simple espera de ser explotado.

Este es un secreto a voces, conocidos por todos los paraguayos, pero que nunca se ha llegado a probar con certeza. Todos los intentos, según dicen los técnicos de las compañías petroleras y funcionarios gubernamentales han fracasado. Inclusive aquel que hace muy pocos años se realizó en la localidad de Juan León Mallorquín, Alto Paraná y que según el vocero de la empresa que llevó a cabo la prospección, tras un violento chorro de gas y petróleo, en un par de minutos se acabó todo.

Sellaron el pozo y “opare'i la pleito”. Sin embargo existen dos hechos concretos y un testimonio que puede dar cierta luz y un ángulo distinto a toda esta intrincada historia.

Tanto en Palmar Largo, Argentina (16 km. de la frontera), como en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), también muy próxima a nuestra frontera, poseen petróleo, y sus pozos están actualmente en constante actividad. Si se trazara una línea recta que uniera dichos puntos y a esta zona, se le agregase una franja paralela de unos 100 km., como zona de influencia, se tendría un área que representaría casi el 35 % del territorio nacional. Esto lo pondría potencialmente muy por encima de todas las posibles reservas petrolíferas que tenga Venezuela. Esto es lo que nos muestra el mapa indicativo.

Según un geólogo argentino, ex empleado calificado de YPF, la petrolera estatal argentina, las napas ó bolsas no reconocen de ninguna manera frontera ó límites y a su modesto entender, le parecía demasiado extraño que nunca se hubiera hecho prospecciones enfrente de las provincias del vecino país de Chaco y Formosa, como tampoco cerca de la frontera con Bolivia.

Tampoco justificó expresiones en cuanto a la calidad del producto, ya que existe petróleo muy rico como podría ser el que proviene de países del Medio Oriente; aceptables como el de Venezuela ó bien algo pobres como son los de Ecuador ó el de Palmar Largo, Argentina.

Sin embargo todos tienen algo en común, por más pobres que sean, la cantidad de sub-productos que se obtienen compensa satisfactoriamente la pobreza de sus naftas. Cuando se dice que un pozo no es comercialmente rico, significa que no les interesa seguir invirtiendo por “X” motivos, no que no sea rentable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada