miércoles, 8 de septiembre de 2010

¡¡¡ESCANDALO!!!

Es una expresión de mi querida amiga Vivi, que se me ha quedado pegada como chicle y ahora, casi no me la puedo sacar de encima. Sin embargo, aunque parezca mentira, a raíz de lo antedicho, la he comenzado a usar y a popularizar entre mis compañeros.

Porque escándalos hay a patadas, sólo que, nuestra capacidad de asombro se ha saturado y ya nada anormal nos causa sorpresa. Los valores morales no son los mismos de no hace mucho tiempo atrás, también los códigos se han modificado y nada es como era antes y no porque extrañe aquella época, si no porque las cosas eran blancas o negras, sin grises. Parecería que todo fuera algo confuso de explicar, pero daré ejemplos claros y precisos.


Antes teníamos la noviecita por un lado y la chica fácil del barrio por el otro. Se las podía muy bien distinguir por sus modales y su forma de vestir. Hoy en día, todas se visten demasiado provocativamente para mi gusto y mostrando muy orgullosas sus ombligos y con escotes más que profundos; y si uno le pregunta cuanto cobran, todavía se enojan y te mandan a la China. ¡¡¡Escándalo!!!

En mi época, en los bailes, iban los jóvenes para danzar las canciones de moda, casi todos tomaban gaseosas y algunos fumaban a escondidas de las viejas (las madres de las chicas o “tomasitos”). Y únicamente no pasaba nada con los muy creídos o los muy tímidos.

Hoy en día las chicas bailan con las chicas y los varones con los varones y son las mujeres las que invitan a bailar a los hombres. Para colmo de males, encima se emborrachan a tal punto, varones y mujeres, que terminan la noche, a las nueve o diez de la mañana siguiente, prácticamente arrastrándose “de cuatro”. Nuevamente ¡¡¡Escándalo!!!

Antiguamente, los profesores y maestros, enseñaban el arte de la buena lectura a sus discípulos y estos terminaban los estudios con un muy buen nivel. Hoy día, los estudiantes de cualquier nivel se rebelan contra la lectura, hasta los más encumbrados doctores y profesores dan verdadera lástima cuando pronuncian un discurso, en el más puro estilo Tarzán y con indudable vergüenza se los ve que ni siquiera saben sostener su papel. ¡¡¡Escándalo!!!

En la casa, las madres no les enseñan a sus hijas ni a sentarse, ya que con las ultra-minis, en caso de no saber hacerlo, se les ve hasta la cicatriz del apéndice. Mascan chicle como vacas, haciéndolos explotar a sus globos con esos ruidos molestos característicos y que denota una total falta de roce social. Antes, una madre le decía a su hija como comportarse en público, hoy a las madres no les interesa saber donde están sus hijas, que probablemente, hace rato, se encuentren durmiendo con sus novios y si se descuida, en poco tiempo serán abuelitas. ¡¡¡Escándalo!!!

En mi época, cuando teníamos sexo con una mujer, todo era calladito, a escondidas y nuestros códigos no permitían decir el nombre de la “pecadora”. Hoy, es la mujer quien te invita a un encuentro amoroso y según la nueva onda en la casa de él o de ella, pero con la webcam enfocándote, para que toda la gente se divierta con vos y tu ocasional pareja. Sin embargo hay ya una moda mucho más nueva que se llama “dogging” y que consiste en citar a tu pareja ocasional, por intermedio de la página web de “orkut”, en un lugar más o menos concurrido, hacer sexo ante un público espectador y luego ambos huir velozmente.

Me acuerdo que cuando manejábamos cualquier tipo de vehículos, siempre respetábamos las leyes de tránsito y ni se nos ocurría beber alcohol y conducir al mismo tiempo. Eso ya no existe más. Hoy en día se conduce como si quisieran suicidarse. Nada los intimida y mucho menos si llevan pasajeros inocentes a cuesta. Beber y accidentarse los fines de semana es algo tan común que ya a nadie lo sensibiliza al leer los lunes la lista de muertes. ¡¡¡Escándalo!!!

Los políticos se han vuelto mucho más hipócritas y mentirosos que los de antaño, ya no tienen escrúpulos y sus caras de cemento, esconden sus siniestras intenciones. El descaro llega a límites insospechados. Todos los presidentes fueron juzgados por enriquecimiento ilícito y por simple casualidad, todos resultaron sobreseídos. Tiene mucha razón mi amiga Vivi, esto es un verdadero ¡¡¡Escándalo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario